BMW anunció el retiro masivo de uno de sus vehículos en Estados Unidos por defectos en los infladores de airbag

BMW North America anunció el retiro de más de 390.000 vehículos en EEUU. (REUTERS/Bob Strong/Archivo) (BOB STRONG/)

BMW of North America ha anunciado el retiro de más de 390.000 vehículos en Estados Unidos. La causa de esta decisión es que los infladores de airbag instalados en estos automóviles pueden explotar, lo que podría causar lesiones graves o incluso la muerte. NBC Miami, destacó que los infladores defectuosos están vinculados a una serie de modelos de la Serie 3 de BMW.

Los modelos afectados incluyen ciertos modelos del Sedán Serie 3 de 2006 a 2011, el Serie 3 Sportswagon de 2006 a 2012 y el Sedán Serie 3 de 2009 a 2011. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), el problema surge cuando el volante original del vehículo es reemplazado por un volante deportivo o M-sport equipado con un inflador Takata. La NHTSA destacó en su reporte que, de explotar los infladores, fragmentos afilados de metal podrían ser proyectados hacia el conductor o los pasajeros, resultando en lesiones o la muerte.

Se espera que las cartas de notificación a los propietarios de los vehículos afectados sean enviadas por correo el 23 de agosto, informó ABC News. Los propietarios pueden contactar a BMW North America al 1-800-525-7417 o a la línea directa de seguridad de vehículos de la NHTSA al 1-888-327-4236 para más información.

Según reportó US News, BMW no ha recibido ningún informe de accidentes o lesiones relacionados con este defecto en Estados Unidos. No obstante, la compañía ha decidido actuar de manera preventiva y tomar las medidas necesarias para evitar posibles incidentes. Los concesionarios de BMW estarán inspeccionando y, si es necesario, reemplazando el módulo del airbag del conductor de manera gratuita.

BMW no ha informado de accidentes en EE.UU. relacionados con este problema. (EFE/Archivo)
BMW no ha informado de accidentes en EE.UU. relacionados con este problema. (EFE/Archivo)
(EFEI0373/)

La medida afecta exactamente a 394.029 vehículos. Entre los modelos especificados se incluyen los BMW 324i, 325i, 325xi, 328i, 328xi, 330i, 330xi, 335i y 335xi del Sedán Serie 3 de 2006 a 2011; los modelos 325xi, 328i y 328xi del Sedán Serie 3 Sportswagon de 2006 a 2012; y los modelos 335d del Sedán Serie 3 de 2009 a 2011, detalló WSVN.

El inflador Takata, involucrado en este retiro, es parte de un problema más amplio que ha afectado a millones de vehículos en todo el mundo. La explosión de estos infladores ha sido vinculada a múltiples muertes y lesiones a nivel global, lo que ha llevado a la retirada de decenas de millones de infladores de airbags. La NHTSA ha estado al frente de estas investigaciones y retiros, trabajando con diversos fabricantes de automóviles para garantizar la seguridad de los consumidores, señala US News.

El problema con los infladores Takata se originó debido a que el compuesto químico utilizado, nitrato de amonio, puede descomponerse con el tiempo cuando se expone a humedad y altas temperaturas, convirtiéndose en inestable y propenso a explosiones violentas. Esto ha llevado a la retirada masiva de infladores en múltiples fabricantes y supone uno de los retiros de seguridad más grandes en la historia automotriz.

BMW, consciente de las graves implicaciones, ha tomado la decisión de retirar los vehículos afectados de manera proactiva, destacando su compromiso con la seguridad de sus clientes. Aunque no se han reportado incidentes en Estados Unidos específicamente relacionados con los infladores Takata instalados en los vehículos enumerados, la empresa no ha querido correr riesgos, informó ABC News.

BMW Serie 3
Modelos Serie 3 de BMW entre 2006 y 2012 están afectados. (Sjoerd van der Wal/Getty Images) (Sjoerd van der Wal/)

La retirada de estos modelos de BMW es una parte del enfoque global en la seguridad del conductor y los pasajeros. La NHTSA continúa monitoreando los informes y trabajando con las empresas automotrices para asegurar la corrección de estos defectos potencialmente peligrosos. Las medidas preventivas, como la inspección y el reemplazo gratuito de los módulos de airbag, son fundamentales para evitar futuros incidentes.

La administración de BMW ha instado a los propietarios de los modelos mencionados a que presten atención a las notificaciones que recibirán en sus domicilios a partir de agosto y acudan a sus concesionarios para las inspecciones y reemplazos necesarios. La proactividad en la respuesta a estos retiros juega un papel crucial para mantener la confianza del consumidor en una industria que se rige estrictamente por la seguridad y confiabilidad de sus productos, como reportó NBC Miami.

La nota BMW anunció el retiro masivo de uno de sus vehículos en Estados Unidos por defectos en los infladores de airbag salió publicada en Infobae