Preocupación por la salud del principal aliado de Putin: el presidente bielorruso pierde la consciencia en un evento

Cultura

El más firme aliado del presidente de Rusia, Vladimir Putin, es su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko. Pero ahora, llegan noticias preocupantes para el eje Minsk-Moscú, sobre la salud de este último.

Tal y como recoge el Mirror, durante una cumbre en Astaná, la capital de Kazajistán, en la que participaban Putin, Lukashenko y el presidente de Corea del Norte del Norte, Kim Jong-un, el presidente bielorruso sufrió un incidente de salud.

El analista político bielorruso Dmitri Bolkunets afirmó que Lukashenko , de 69 años, “perdió el conocimiento durante la cumbre”.

Bolkunets dijo que no es la primera vez que Lukashenko se desmaya. “Esto le ha pasado varias veces antes. Calor, vuelos, estrés, nervios. Le gusta beber bien”, añadió.

Después de un caso bien documentado cuando enfermó durante una visita a Moscú en mayo de 2023, se le diagnosticó una afección grave y compleja, coagulación intravascular diseminada, según el experto, y ahora está siendo tratado mientras está bajo órdenes de evitar el estrés y la ansiedad, dijo.

El medio de comunicación ruso independiente TV Rain también informó sobre la enfermedad de Lukashenko en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái esta semana. “El 3 de julio por la tarde, Lukashenko llegó a Astaná. Desembarcó solo del avión, aunque no parecía estar completamente sano”, decía el informe.

“Según nuestras fuentes, su estado empeoró visiblemente ante los participantes de la cumbre. Al día siguiente habló en la cumbre y se reunió con jefes de Estado… Pero está claro que tenía peor aspecto que dos días antes, cuando asistió a un desfile en Minsk con uniforme militar, Su rostro estaba pálido y brillante, y no hablaba con seguridad”, prosigue el texto.

TV Rain dijo que sus fuentes indicaron que Lukashenko está “gravemente enfermo” y agregó que “se desconoce la naturaleza exacta de su enfermedad, ya que esta información se mantiene bajo estricto secreto”.

El politólogo bielorruso Valeri Karbalevich afirma: “Está claro que no se encuentra bien de salud. La salud de Lukashenko es un secreto de Estado que se guarda celosamente. Está claro que su aspecto no es bueno. Parece peor que antes”.

“Esto es evidente. Ha ganado peso. Es bastante evidente que tiene problemas en las piernas. Camina con dificultad. Durante las apariciones públicas se le notan temblores en la cara y la cabeza”, agrega.

Hay informes de que los miércoles se producen ausencias habituales, presumiblemente para recibir tratamiento médico. Curiosamente, ha mostrado recientemente una indulgencia poco común, indultando y liberando a tan sólo uno de los miles de presos políticos —que padece cáncer— e insinuando que podría liberar a más.

“Adoptamos un enfoque humano”, dijo Lukashenko, quien está en el poder sólo después de manipular las elecciones presidenciales de 2020 y ordenar a su policía secreta, la KGB, que detuviera a sus enemigos.

La coagulación intravascular diseminada implica la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños de todo el cuerpo. Esta coagulación anormal consume factores de coagulación y plaquetas, lo que puede provocar un sangrado grave. Es probable que sea un signo de una afección subyacente grave, como cáncer o enfermedad hepática.

Fuente: 20 minutos