El Ejército israelí eleva a diez los muertos por su redada en un campo de refugiados de Cisjordania

Cultura

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han elevado este sábado a diez el balance de personas muertas dentro de una ofensiva lanzada para combatir el terrorismo islamista en Nur Shams, situado en los alrededores de la ciudad cisjordana de Tulkarem.

Las fuerzas israelíes, que registran casi una decena de heridos en sus propias filas, también han detenido a ocho personas y se han incautado de artefactos explosivos y otras armas, según el recuento oficial difundido cuando han transcurrido ya más de 40 horas desde el inicio de la operación.

La agencia oficial de noticias palestina Wafa informa hasta el momento de 14 muertos, una decena de ellos identificados en el último día. No menciona sin embargo en el recuento al jefe local de Yihad Islámica, Muhamad Jaber, alias ‘Abu Shuja’, muerto el viernes según confirmaron fuentes familiares al portal de noticias palestino Sanad News.

Por su parte, el partido Al Fatá de la Autoridad Palestina ha anunciado para este domingo una huelga general en protesta “por la sangre derramada del pueblo” en Tulkarem y en Gaza.

El Sindicato de Profesores también ha anunciado que, en cumplimiento de la decisión de las Fuerzas Nacionales, este domingo “se realizará una jornada de paro integral en todas las escuelas”.

Media Luna Roja Palestina ha denunciado que Israel estaría impidiendo a sus trabajadores la llegada al campo para auxiliar a las víctimas y afirman que fuerzas israelíes llegaron a abrir fuego contra una de sus ambulancias, curiosamente sin heridos que lamentar.

Hasta el momento, doce palestinos supuestamente heridos por arma de fuego y presuntas palizas se encuentran ingresados en el hospital del Mártir Thabet Thabet y el Hospital Especializado Al-Isra.

La operación tiene lugar en medio de un repunte de la violencia desde 2023, incrementada tras los ataques ejecutados por Hamás contra territorio israelí, que dejaron unos 1.200 muertos y cerca de 240 secuestrados y desencadenaron una operación militar israelí en Gaza.

En Cisjordania y Jerusalén Este, fuentes islamistas aseguran que más de 460 palestinos han muerto a manos de las fuerzas de seguridad israelíes y en ataques por parte de colonos desde el pasado 7 de octubre, fecha de los atentados de Hamás.

Fuente: 20 minutos