Empresarios chavistas pagaron 300.000 euros a la ‘trama Koldo’ antes de la reunión de la dos de Maduro con Ábalos en Barajas

Redacción

La sociedad Apamate Corporate and Trust, administrada por el ciudadano español nacido en Venezuela Carlos Alberto Parra Delgado y en la que consta como apoderado el nacional venezolano Óscar Cunto Andrétransfirió 300.000 euros el 3 de enero de 2020 a la mercantil Deluxe Fortune, una de las dos empresas que usó el comisionista y conseguidor de la trama KoldoVíctor de Aldama, para ingresar las presuntas mordidas de la venta de las mascarillas pagadas por el Ministerio de Transportes de José Luis Ábalos y otras Administraciones públicas gobernadas por los socialistas.

Se da la circunstancia de que tanto Cunto André (administrador solidario) como Parra Delgado (apoderado) mantienen cargos directivos en la sociedad FVF Operaciones Globales SL, que fue creada en España por el actual presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jorge Andrés Giménez Ochoa, que también es administrador solidario de la compañía. Este último fue uno de los cuatro pasajeros que acompañaron a la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el avión que la desplazó el 19 de enero de 2020 al aeropuerto de Barajas, en el que la ‘número dos’ de Nicolás Maduro mantuvo una reunión con Ábalos.

De esta forma, el abono de los 300.000 euros a la empresa de De Aldama tuvo lugar 16 días antes de la polémica reunión en el Aeropuerto Adolfo Suárez, que derivó en una causa judicial denominada ‘Delcygate’, que acabó archivada por un Juzgado de Madrid. En el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el que se apunta el pago, que obra en el sumario al que ha tenido acceso El Periódico de España, del mismo grupo editorial que este diario, se indica que hasta el momento no se ha podido determinar a qué se debe el abono de tal importe abonado por la mercantil Apamate Corporate, cuyo nombre alude al nombre de un árbol venezolano.

Cercana a Delcy Rodríguez

En Venezuela diferentes periódicos enfrentados al chavismo sitúan al presidente de la Federación Venezolana de Fútbol en el entorno del régimen, y más especialmente de Delcy Rodríguez. El diario digital Armando.info llega incluso a informar de que Jorge Andrés Giménez Ochoa, a quién identifica como contratista del Estado del país sudamericano, ha realizado otros viajes en avión con la ‘número dos’ de Nicolás Maduro.

Esta web de referencia del periodismo de investigación venezolano especifica que el 14 de junio de 2021 el dirigente federativo también voló en un avión de la compañía aérea pública Conviasa junto a Delcy Rodríguez y otros dirigentes del régimen de Maduro. “Otros de los pasajeros fueron Yussef Abou Nassif Smaili, entonces pareja de la vicepresidenta, y Santiago José Morón Hernández, empresario venezolano sancionado en 2020 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por brindar apoyo en actividades corruptas del régimen venezolano. A Morón se le tiene por una suerte de operador financiero del presidente Maduro y de su hijo, el diputado Nicolás Maduro Guerra”, dice de forma literal el diario.

Acuerdo con el Zamora FC

Por su parte, el equipo de fútbol Zamora CF, propiedad de Aldama, llegó en 2019 a un acuerdo con Jorge Andrés Giménez Ochoa, quien entonces era presidente del equipo venezolano de la Asociación Civil Deportivo Lara, para el intercambio de jugadores entre ambos clubes. El contrato se plasmó en la previa de un partido del club castellanoleonés en el que Víctor de Aldama entregó a Jorge Giménez una camiseta del Zamora FC firmada por toda la plantilla del cuadro zamorano, según informó el digital Zamora24 horas.

Unos días después el club anunció la contratación del defensa internacional Sub-20 con Venezuela Ignacio Anzola, a quien se le identificaba como “uno de los hombres más destacados del Deportivo Lara“. Sin embargo, este futbolista no llegó a disputar ni un solo minuto en España, publicó el diario La Opinión-El Correo de Zamora.

En los informes que tiene sobre la mesa el juez que investiga la trama Koldo en la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, se constata que Air Europa también contrató a Víctor de Aldama en 2019 como mediador con las autoridades de Venezuela. El propósito era intentar cobrar una deuda de alrededor de 180 millones de euros procedentes de ventas de billetes en el país sudamericano y que la aerolínea española no puede repatriar por las restricciones impuestas a las autoridades locales. Y este empresario, destaca un informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), se valió de la empresa MTM 180 para facturar los servicios de asesoría a Globalia (Air Europa), que eran de 10.000 euros al mes.

Rescate de Air Europa

Tal y cómo adelantó El Periódico de España,el mencionado informe de la ONIF, un organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, vincula el inicio de la ‘trama Koldo’ con el rescate de Air Europa por parte del Gobierno. La ONIF apunta que la operación de las mascarillas se fraguó durante las negociaciones llevadas a cabo en 2020 en el Ministerio de Transportes para rescatar la aerolínea, que percibió 615 millones de euros de dinero público.

El que logró ‘captar’ a la Administración pública fue Víctor de Aldama, que en plena pandemia discutía con el Ministerio de José Luis Ábalos el rescate de la aerolínea Air Europa [que supuso una inversión en préstamos participativos y ordinario del Estado superior a 475 millones de euros]. Este empresario incluyó en las cuentas de 2020 de su empresa MTM 180 unos ingresos de 140.000 euros con origen en una asesoría al Grupo Globalia, la dueña de la compañía aérea Air Europa. “Su cercanía con determinados funcionarios [Koldo García Izaguirre] y sobre todo, la coincidencia temporal (marzo de 2020) propició el ofrecimiento de las mascarillas, de su transporte y de su precio y la aceptación por el Ministerio. A ello hay que unir el hecho de que el procedimiento administrativo de contratación de emergencia facilitó la rapidez y la falta de concurrencia”, destaca el inspector de Hacienda encargado de redactar el informe.

“Gastos Fijos”

También en el seno del caso Koldo la Guardia Civil sospecha que Koldo García Izaguirre, el asesor de José Luis Ábalos, estaba a sueldo de Víctor de Aldama. Este llegó a reflejar en un documento como “gastos fijos” el supuesto pago de 10.000 euros al mes a “K“. El papel de esta antiguo escolta, apuntan los agentes, habría sido el de ejercer de ‘conseguidor’ de la trama, que logró unos beneficios superiores a los 16 millones de euros con la compra de mascarillas por parte de las Administraciones socialistas.

En una reciente entrevista concendida por Koldo García Izaguirre al diario El Mundo el exconsejero de ADIF aseguró haber visto “con sus propios ojos cómo del avión de la número dos de Maduro se descargaron seis malesta grandes y pequeñas que luego se volvieron a subir al avión […]. A veces una persona que está en el Gobierno tiene que tomar decisiones y Ábalos es un español como la copa de un pino. Ese día dormí poco pero lo volvería hacer por el bien de todos los españoles”, contestó.

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/nacional/empresarios-chavistas-pagaron-300-000-101266719