Medio siglo de libertad

Cultura

Dentro de diez días los portugueses van a celebrar medio siglo de libertad y democracia. El próximo veinticinco se cumplen cincuenta años de la Revolución de los Claveles, el golpe de Estado, más conocido como “Revolución de los Claveles”, que puso fin a más de cuatro décadas de dictadura salazarista. Fue un acontecimiento importante porque suponía el comienzo de la liquidación de los regímenes fascistas que aún subsistían en Europa, más preciso, en la península Ibérica. El otro era la dictadura del general Franco que mantenía la prolongación de muchos de los recuerdos dramáticos y crueles de la Guerra Civil.

La efeméride del medio siglo de aquella jornada de fiesta popular sin precedente, que estalló ilustrada por los claveles primaverales que ese día sacaron los vecinos a las calles de Lisboa, volverán a recobrar este año aquella alegría que la perpetuó. Fueron el comienzo de una etapa de algunas dificultades que enseguida encauzaron hasta llegar a unas décadas de estabilidad políticas y social que derivaron en la independencia de seis colonias convertidas ya en países y en la metrópoli, salir de la pobreza y el miedo a que el régimen tenía condenados a los portugueses.

Esta conmemoración no puede pasar inadvertida en España porque nadie ignora que tuvo una repercusión decisiva en el proceso democratizador que la sociedad reivindicaba y parecería condenada a perpetuarse. Decenas de millares de españoles aprovecharon aquellos días para cruzar la frontera a compartir la euforia de unos vecinos tan olvidados pero que estaban dándonos una lección sobre el futuro político que todos teníamos que encarrilar. España todavía tardó unos meses en emprender el mismo proceso, fue necesario esperar a la muerte del dictador, pero la imagen de la evolución lusa nunca dejó de ser un ejemplo y un reto de voluntades.

Fuente: 20 minutos