Milei ubica la futura base de EE UU en Argentina dentro de estrategia para recuperar Malvinas

Cultura

El presidente de Argentina, Javier Milei, ha dicho este lunes que la futura instalación de una base de los Estados Unidos en la sureña provincia argentina de Tierra del Fuego es parte de la estrategia de su Gobierno para recuperar las islas Malvinas, bajo dominio británico y cuya soberanía reclama el país suramericano.

“Lo del otro día fue el mayor acto de soberanía de los últimos 40 años porque, al hacer una base militar en Ushuaia (Tierra del Fuego), nos avala el reclamo sobre la Antártida. Es el primer paso para empezar a pensar en la recuperación de Malvinas”, ha dicho Milei en una entrevista con el canal web Neura.

La instalación de una base de los Estados Unidos en la provincia de Tierra del Fuego, en el extremo sur de Argentina, como “puerta de acceso” a la Antártida, fue anunciada la semana pasada, en el marco de la visita a Argentina de la general del Comando sur de los Estados Unidos, Laura Richardson.

Milei dijo que Malvinas, eje de una guerra entre Argentina y el Reino Unido en 1982, han de ser recuperadas “por la vía diplomática”.

“Es un proceso de largo plazo”, aseveró el jefe de Estado.

Por otra parte, reiteró que la base espacial que China tiene en la provincia argentina de Neuquén (suroeste) y que los Estados Unidos objeta por presuntos objetivos militares “será auditada como corresponde”.

“Si los chinos dicen que no hay nada, ¿cuál es el problema?”, preguntó Milei.

La alianza con Israel

En otro tramo de la entrevista, que duró unas tres horas, Milei ha confirmado que Argentina ha comprado 24 aviones F16 y reiteró que Estados Unidos e Israel son los países con los que su Gobierno ha decidido aliarse en materia de política exterior.

Además, reiteró que la embajada argentina en Israel será mudada a Jerusalén occidental.

“Es falso que esto pone a Argentina en el radar de atentados. Nosotros ya estamos en el mapa. La diferencia es si somos cobardes o nos plantamos del lado del bien”, ha afirmado el presidente de Argentina, país que sufrió en la década de 1990 dos atentados terroristas contra objetivos judíos en Buenos Aires.

Fuente: 20 minutos