Ministro de Trabajo augura que el caso Rolex irá al archivo y ríe ante pregunta por renuncia de Dina Boluarte: “No, para nada”

El ministro de Trabajo, Daniel Maurate, confió este domingo en que la investigación por presunto enriquecimiento ilícito que enfrenta la presidenta Dina Boluarte será enviada a al archivo por el Ministerio Público, después de que se “corrobore” la declaración que brindó al fiscal de la Nación, Juan Carlos Villena, el último viernes.

“¿Por qué habría que dudar? Yo creo en la presidenta, ella ha dicho su verdad y esa verdad va a ser corroborada. Desde nuestro punto de vista, sería el archivo del caso y ojalá que cuando se archive, todo lo que se habló y se especuló, regrese atrás y consideren pedir disculpas por la afectación a la dignidad y el honor de la presidenta”, dijo a Canal N.

Maurate aseguró que no escuchó la anterior versión de la mandataria respecto a que sus relojes Rolex eran bienes de “antaño” adquiridos por su trabajo, una explicación distinta a la que emitió en un mensaje televisado, donde indicó que, en realidad, fueron un préstamo del gobernador ayacuchano, Wilfredo Oscorima.

“A nosotros siempre nos ha dicho que tengamos confianza, que ella es una persona honesta y correcta. Nos dijo que no había cometido ningún acto de corrupción, nosotros creemos en la presidenta. Esa verdad va a ser corroborada con las pruebas y testigos. Es un caso reservado”, siguió el titular de Trabajo.

Seguidamente, cuando fue consultado si Boluarte evalúa dimitir, esbozó una sonrisa y replicó de manera escueta: “No, ¿pero por qué? Para nada”. El premier Gustavo Adrianzén ya había indicado que ni la mandataria ni los miembros del Ejecutivo presentarían su renuncia.

“Es grave el ruido político que se está haciendo, que afecta a las inversiones y a todo el país. Lo que ha sucedido en las últimas horas son acciones desproporcionadas e inconstitucionales”, dijo un día después de que Palacio de Gobierno y la residencia de la presidenta fueran allanados.

En un pronunciamiento televisado, Boluarte aseguró el último viernes que algunos relojes de lujo que usó en sus actividades públicas le fueron prestados por un “gobernador amigo” y que las joyas usadas son de fantasía.

Defendió, además, que todo lo que se ha dicho sobre las joyas “es falso” y mostró ante la prensa algunos artículos que portaba en ese momento, como unos pendientes, un anillo o una pulsera. No hizo mención a cientos de miles de dólares en sus cuentas bancarias que la fiscalía investiga por ser “de origen desconocido”.

“Fue una equivocación haber aceptado en calidad de préstamo estos relojes de mi amigo Wilfredo Oscorima… me los haya prestado. Quizá en el ánimo de querer representar bien a mi país me llevaron a aceptar ese préstamo, los cuales ya los he devuelto y como esos relojes no son de mi propiedad, no estaba obligada a declararlos en la declaración de bienes y rentas”, indicó.

Boluarte sobrevivió a dos pedidos legislativos de destitución por “incapacidad moral permanente” impulsados por grupos de izquierda. Las mociones no alcanzaron los 48 votos requeridos para pasar a un debate que hubiera expuesto más a la presidenta.

Al final de su investigación, la Fiscalía puede presentar una denuncia constitucional ante el Parlamento que, luego de un trámite dentro de una comisión y la votación de los legisladores, puede quedar lista para enviarse ante un juez, apenas finalice el gobierno de Boluarte el 28 de julio de 2026.

Mientras tanto, solo puede ser investigada de forma preliminar, incluyendo allanamientos, incautaciones, el levantamiento del secreto bancario y el rastreo de sus comunicaciones. Lo único que no se puede realizar en este periodo es un arresto preventivo.

La nota Ministro de Trabajo augura que el caso Rolex irá al archivo y ríe ante pregunta por renuncia de Dina Boluarte: “No, para nada” salió publicada en Infobae