Milei carga contra la izquierda y está dispuesto a convencer a otros países de que adopten sanciones contra Venezuela

Cultura

La primer parte de la polémica entrevista del presidente de Argentina, Javier Milei, en CNN ha sido un ataque abierto a los gobiernos de izquierda de la América Latina. Venezuela estuvo en el centro de los dardos de Milei, que propuso aislar al país caribeño. “Yo no tendría ningún problema” en adoptar sanciones diplomáticas contra Venezuela, dijo y añadió que estaría dispuesto a convencer a otros países de que secundaran esa misma medida.

“Sí, yo estaría dispuesto a hacerlo, porque la carnicería que es Venezuela es verdaderamente inaudito; lo mismo que la isla cárcel de Cuba“, manifestó el jefe del Estado argentino durante la entrevista con el periodista Andrés Oppenheimer.

“Después hay otros casos que van camino, como el caso de Colombia, con el señor (Gustavo) Petro. Bueno, mucho no se puede esperar de alguien que era un asesino terrorista, un comunista”, agregó Milei en una parte de esa entrevista que ya fue anticipada el pasado miércoles.

A raíz de esas declaraciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia emitió un comunicado dando cuenta de que se ordenó la expulsión de diplomáticos de la Embajada de Argentina en ese país.

“Las expresiones del presidente argentino han deteriorado la confianza de nuestra nación, además de ofender la dignidad del presidente Petro, quien fue elegido de manera democrática”, señaló la Cancillería colombiana, que comunicó por “canales institucionales” su decisión a la representación diplomática argentina.

Condena al régimen de Maduro

Argentina forma parte de un conjunto de países que emitieron un comunicado conjunto en el que expresaron su «grave preocupación» ante las denuncias de la oposición venezolana sobre las trabas para inscribir a su candidato.

El respaldo de Buenos Aires a esa declaración representa “un avance”, según dijo Milei, porque “el Gobierno anterior (presidido por el peronista Alberto Fernández) no habría condenado a ninguna de esa dictaduras“, aseguró.

Preguntado por las opiniones críticas hacia él del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y de la candidata oficialista y favorita en las encuestas, Claudia Sheinbaum, el mandatario argentino respondió: “Es un halago que un ignorante como López Obrador hable mal de mí, me enaltece”.

Y agregó: “Es un problema de los mexicanos si eligen a los socialistas (…), me compadezco de aquel que tenga que padecer un régimen socialista”.

Una visita del papa a Argentina

Acerca de un eventual viaje del papa Francisco a Argentina, Javier Milei consideró que “no hay que estar presionándolo”, y puntualizó que es una decisión que corresponde tomar al sumo pontífice.

“Yo me ofrecí a acompañarlo y estar a su lado, casi le diría como un bastón humano (…), pero él es quien debe tomar esa decisión de enfrentar tanta carga física”, agregó.

Tras aseverar que “la izquierda en sus distintas versiones es el cáncer de la humanidad”, Milei consideró que, en efecto, el presidente colombiano, Gustavo Petro, y el brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, han sido elegidos democráticamente, pero añadió que “cada día avanzan más sobre los individuos hacia soluciones más colectivistas”.

Afin al Partido Republicano

El gobernante argentino sostuvo que el deseo que le transmitió al expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017 -2021) de que vuelva a la Casa Blanca “en términos protocolares no cuenta”, porque fue hecho en un encuentro casual durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), celebrada hace un mes en Maryland (EE.UU.).

“Soy más afín a las ideas del Partido Republicano (…), es cierto y eso es conocido, pero mi prioridad es ser aliado de Estados Unidos. Es decir, mis aliados internacionales son Estados Unidos e Israel y en eso soy absolutamente consistente”, enfatizó.

Respecto a las críticas de los presidentes de Brasil, Colombia y Chile en el sentido de que la respuesta militar de Israel al ataque terrorista de Hamás es un genocidio, Milei manifestó: “Me parece condenable que hagan ese tipo de condenas”.

“Israel recibió un ataque brutal y este tipo de cosas requieren respuestas ejemplificadoras. Y de hecho, Israel todo lo que está haciendo, lo está haciendo dentro de las reglas de juego. Es decir, Israel no está cometiendo ni un solo exceso”, concluyó.

Fuente: 20 minutos