La Policía brasileña presenta cargos contra Bolsonaro por una posible falsificación de su cartilla de vacunación de la covid

Cultura

La Policía Federal de Brasil ha presentado cargos contra el expresidente Jair Bolsonaro por fraude en el certificado de vacunación contra la covid-19, según han informado este martes medios locales. Las autoridades, que estaban investigando una red ilícita en la que supuestamente participaron militares, asesores, políticos y médicos para falsificar cartillas de vacunación, han encontrado indicios de delitos de asociación para delinquir y uso de datos falsos. Esta red supuestamente habría beneficiado al exmandatario y a su círculo próximo.

Según la investigación, hubo una trama montada para falsificar cartillas de vacunación anticovid con el objetivo de que sus beneficiarios pudieran saltarse las restricciones sanitarias en terceros países durante la pandemia. La Policía también ha señalado en su informe final al antiguo edecán de Bolsonaro, el teniente-coronel Mauro Cid, y al diputado federal Gutemberg Reis, del partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB).

Ahora será la Fiscalía la que analizará las conclusiones del Cuerpo y decidirá si presenta o no una demanda formal ante la Justicia contra Bolsonaro, quien es investigado en otros procesos, entre ellos por la tentativa de golpe de Estado tras las elecciones de 2022, que ganó el actual gobernante, Luiz Inácio Lula da Silva.

Fábio Wajngarten, portavoz y uno de los abogados del líder ultraderehista, ha criticado en sus redes sociales “la filtración” a los medios de comunicación del dictamen de la Policía Federal. “Es lamentable cuando las autoridades utilizan la prensa para comunicar un actor formal que lógicamente debería tener un revestimiento técnico y procesal y no mediático y parcial“, ha expresado.

Bolsonaro vuelve a ser investigado

En mayo de 2023, la Policía registró la casa de Bolsonaro en Brasilia en el marco de esta causa y detuvo entonces a seis sospechosos, entre ellos Mauro Cid, dos de sus guardaespaldas y un militar que actuaba como asesor del ex jefe de Estado. En el transcurso de las diligencias, las autoridades detectaron “la existencia de indicios de inserción de datos falsos sobre la vacuna contra la covid-19″ en relación con el entonces presidente brasileño, que gobernó entre 2019 y 2022.

En los registros oficiales llegó a constar que Bolsonaro, quien siempre desdeñó el impacto de la covid y sembró dudas sobre la eficacia de las vacunas, recibió dos dosis en un ambulatorio, pero no hay pruebas de que estuviese allí en los días señalados. Esos registros fueron eliminados después bajo la alegación de que se trataba de un “error”. Lo mismo ocurrió, con la hija del exmandatario, Laura, de 13 años, en fechas diferentes. Se subieron sus datos de vacunación presuntamente falsos y luego se borraron, en tesis, “para eliminar los rastros” de posibles “conductas criminales”, según la Policía.

La investigación ha apuntado que el exmandatario, tenía “conocimiento pleno” de la “inserción fraudulenta de los datos de vacunación”, y permaneciendo “inerte” ante tal delito. Además, Bolsonaro viajó en diciembre de 2022, en vísperas de la investidura de Lula, que se celebró el 1 de enero de 2023, a Estados Unidos, donde por entonces era obligatorio presentar un certificado de vacunación anticovid, medida que estuvo vigente hasta mayo del año pasado. El exmandatario estuvo tres meses en EEUU hasta su retorno a Brasil y desde entonces se han multiplicado sus problemas con la Justicia.

Fuente: 20 minutos