Intuitive Machines se convierte en la primera empresa privada en llegar a la Luna. Con ella empieza una nueva economía: la lunar

Intuitive Machines se convierte en la primera empresa privada en llegar a la Luna. Con ella empieza una nueva economía: la lunar

Redacción

A las 23:23 UTC del jueves, el módulo lunar Nova-C ‘Odysseus’ de la empresa estadounidense Intuitive Machines completó un histórico aterrizaje en la Luna. Es la primera nave comercial en conseguirlo después de los fracasos de la israelí Beresheet, la japonesa Hakuto-R y la estadounidense Peregrine. No sin dificultades: una actualización de software de última hora y una señal débil mantuvieron en vilo a los controladores de la misión hasta el último momento.

La Odisea. El módulo lunar Odysseus fue lanzado el 15 de febrero a bordo de un Falcon 9 de SpaceX. Tras separarse del cohete, la nave salió disparada hacia la Luna en una trayectoria de transferencia que le permitió insertarse en órbita con el satélite ocho días más tarde.

Odysseus quedó flotando a 92 km de la superficie de la Luna, pero poco después tuvo que realizar una maniobra para elevar su altitud. A las 23:11 UTC, tras una actualización de software de última hora, la nave inició su descenso autónomo hacia la superficie lunar. Consiguió un alunizaje suave 12 minutos después, pero transmitía una señal tan débil que Intuitive Machines tuvo problemas para encontrarla. Horas después, solucionaron los problemas de comunicación y la nave empezó a transmitir datos.

Un actualización de software de última hora. Los sensores láser que determinan la altitud y velocidad horizontal de Odysseus dejaron de funcionar, así que los controladores de la misión tuvieron que enviar un parche de software a la nave justo antes del alunizaje para que usara en su lugar el sensor lidar del instrumento NDL de la NASA, una de las diez cargas que lleva a bordo.

Fue un cambio audaz que obligó a completar una órbita adicional para retrasar la maniobra. A pesar de todo, la nave llegó al suelo en vertical. Toda la secuencia de alunizaje fue autónoma: Odysseus decidió el nivel de propulsión según su posición. Por razones que aún se desconocen, la señal era muy débil después del alunizaje e Intuitive Machines tuvo que hacer un barrido desde un observatorio en el Reino Unido para encontrar la nave, pero finalmente la encontró.

La NASA da el alunizaje por bueno. Tanto la NASA como Intuitive Machines celebraron el alunizaje como un éxito rotundo a pesar de los problemas. En un vídeo pregrabado, el administrador de la agencia espacial, Bill Nelson, dijo que Odysseus había “clavado” la maniobra. Durante una comunicación con su equipo, el director de la misión bromeó: “no estamos muertos todavía”.

Una cámara llamada EagleCam debía desplegarse antes de tocar el suelo para tomar fotos de ñla maniobra. Sin embargo, Intuitive Machines aún no ha publicado ninguna imagen ni ha confirmado la orientación del módulo lunar.

La primera nave privada en la Luna. Bautizado como ‘Odysseus’ por el héroe griego de la Odisea, su nombre de fábrica es Nova-C por el latín ‘nueva’ y el número romano ‘100’, en referencia a su capacidad de carga. Oddie mide 4,3 metros de altura por 1,6 metros de diámetro y tiene una capacidad de carga de 130 kg. Su logro es triple:

  • Es la primera nave privada en llegar a la Luna: la NASA pagó 118 millones de dólares por enviar sus instrumentos a bordo como parte del programa de cargas comerciales CLPS, pero la mitad de las cargas son de otras empresas que también financiaron la misión.
  • Es la primera nave con propelentes criogénicos en aterrizar en la Luna: Odysseus usa metano líquido y oxígeno líquido para propulsarse. Tanto el combustible como el oxidante se presurizan a temperaturas criogénicas mediante helio. El motor es además el primero de este tipo impreso en 3D.
  • Es la primera misión de Estados Unidos a la superficie de la Luna en más de 50 años, concretamente desde Apolo 17 en 1972. Hubo un intento anterior en enero, también enmarcado en el programa CLPS, pero salió mal antes de que la nave pudiera llegar a la Luna.

Una nueva economía lunar. Tras el fracaso del módulo Peregrine de la empresa Astrobotic, la NASA respira tranquila. El programa CLPS ha demostrado que se puede llegar a la Luna por menos dinero recurriendo al sector privado, misma lógica que usa para llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional con la nave Crew Dragon de SpaceX.

Hay varios instrumentos interesantes a bordo de Odysseus, como el instrumento NDL que ha usado de forma improvisada para aterrizar y que la NASA espera seguir desarrollando para futuras misiones lunares. También un retrorreflector que podrá seguir usándose después de la muerte de la nave para conocer su ubicación exacta con láser, como demostró la NASA con el módulo lunar indio.

Las futuras misiones CLPS serán cada vez más importantes para crear una economía en la Luna previa a los vuelos tripulados de las misiones Artemis. La próxima misión de Astrobotic llevará a bordo el rover VIPER de la NASA para buscar hielo de agua cerca del polo sur lunar, donde se espera que se asienten los futuros colonos del satélite.

Imagen | SpaceX, Intuitive Machines

En Xataka | La Luna se está haciendo cada vez más pequeña. Y eso es un problema para las futuras misiones lunares


La noticia

Intuitive Machines se convierte en la primera empresa privada en llegar a la Luna. Con ella empieza una nueva economía: la lunar

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Matías S. Zavia

.