¿A que ya le suena qué es la IA?

Cultura

Si hace un año me hubieran preguntado qué pensaba de GPT, pensaría que se estaba refiriendo a un videojuego de esos a los que no he jugado en toda mi vida. Hoy, les aseguro que ya no cometería tal error. Ni yo ni nadie con un par de dedos de frente. Chat GPT y otros cientos de aplicaciones de inteligencia artificial nos han cambiado a todos la vida hasta el punto de que, ahora sí, podemos decir que estamos ante una innovación disruptiva a la altura de la invención de internet, de la imprenta o de la penicilina.

Quizás podamos seguir durante un tiempo simbólicamente con el palillo entre los dientes, observando con escepticismo cómo jugueteamos y trasteamos con cada nueva aplicación que irrumpe en el mercado, pero todos sabemos que esto de la IA va muy en serio. Y vale tan poco menospreciar su impacto como pasarse de distópicos pensando que los robots gobernarán el mundo en cuanto le demos un par de vueltas de tuerca más a los algoritmos.

Lo que toca es ser realistas y asumir algo tan obvio como que la IA impactará en nuestros empleos con una automatización de los mismos de un tamaño que jamás hemos visto antes y que cambiará en la mayoría de las ocasiones nuestra propia concepción del trabajo. Pero, también, que mejorará nuestras vidas en casi todos los aspectos.

Hoy, ya es imposible ponerse de perfil ante lo que viene. Todos, en mayor o menor medida, debemos analizar cómo nos puede ayudar el machine learning en lo que hacemos y prepararnos ante esta disrupción. Y tenemos dos opciones: aclimatarnos o ‘aclimorirnos’.

Parece evidente cuál es la más aconsejable, así que, ya saben, cojan un papel y un bolígrafo, analicen en qué les puede ayudar la IA en sus carreras profesionales y pónganse rápido en marcha que este tren cargado de algoritmos ya no se va a parar más.

Fuente: 20 minutos