Investigados por presuntos actos de corrupción conversan con Pedro Castillo en el penal de Barbadillo

Investigados por presuntos actos de corrupción conversan con Pedro Castillo en el penal de Barbadillo

El expresidente de la República Pedro Castillo Terrones, quien cumple 18 meses de prisión preventiva por intentar cerrar el Congreso el 7 de diciembre de 2022, recibe constantes visitas de familiares y personas que trabajaron con él mientras era jefe de Estado.

En vista de que no hay un locutorio telefónico en el penal de Barbadillo, ubicado en el distrito limeño de Ate, Castillo Terrones entabla conversaciones con parientes y conocidos de manera presencial. Los visitantes llegan temprano al recinto penitenciario provistos de bolsas repletas.

Respecto a la identidad de las personas que logran ingresar al centro de reclusión, es pertinente difundir la información de Cuarto Poder, medio de comunicación que grabó los movimientos de los asiduos visitantes.

Pedro Castillo enfrenta procesos por quebrar el orden constitucional y presuntos actos de corrupción durante su gobierno (Composición: Carlos Oré Arroyo/Infobae)

El sábado 5 de agosto, la congresista Silvana Robles Araujo llegó al penal de Barbadillo. A su costado estaba Violeta Romero Adama, ex asistente personal del exmandatario. Ambas estuvieron en el frontis del centro penitenciario a las 8 y 36 de la mañana.

Tras conversar con el Castillo Terrones, ambas mujeres caminaron unas cuadras para abordar el vehículo de Henry Shimabukuro. Como se recuerda, a este personaje le allanaron su vivienda en marzo de 2023, en el marco de la investigación por el caso “asesores en las sombras”.

Tras este hecho, el medio de comunicación citado entabló un diálogo con la parlamentaria, hoy alejada de la bancada de Perú Libre. Según la legisladora, visitó a su correligionario porque alguien le dijo que vaya al penal. Respecto a si conocía al conductor del vehículo de lunas polarizadas, dijo que en el trayecto se enteró que era Shimabukuro.

Contraloría presenta informes contra Henry Shimabukuro.
Contraloría presenta informes contra Henry Shimabukuro.

El exasesor de Pedro Castillo descartó que haya habido una coordinación previa con la congresista antes del encuentro; por el contrario, dijo que Violeta Romero le pidió que lleve a la parlamentaria a su casa.

Esta no fue la primera vez que Shimabukuro estuvo en el frontis del penal. El 3 de agosto, llegó al recinto penitenciario con su vehículo marca Lexus color plata. Tras estacionarse en el frontis, bajó de su unidad de transporte para dirigirse a la puerta del penal. Luego de presentar su DNI, no pudo ingresar; al parecer Castillo Terrones estaba reunido con alguien.

Si comparamos las dos veces que visitó Henry al penal de Barbadillo, podemos ver que en la primera no estacionó su vehículo a unos cuantos metros del lugar en cuestión.

Parlamentaria presentó su dimisión pese a ser del bloque cerronista.
Parlamentaria presentó su dimisión pese a ser del bloque cerronista.

Los otros visitantes de Pedro Castillo

El exministro de Trabajo, Iber Maravi; el exdirigente de rondas de Chota, Sergio Muñoz Sánchez; el abogado, Ciro Silva, también visitaron a Pedro Castillo. Ellos son integrantes del llamado “Consejo Nacional del Tahuantinsuyo. Retorno de Pachacútec”, cuyo principal líder es el congresista Pasión Dávila.

Gian Marco Castillo Gómez, a quien La Fiscalía lo investiga por los delitos de colusión y organización criminal en el caso Puente Tarata III, también conversa con el exmandatario dentro del penal de Barbadillo. Cledin Vásquez Castillo, hermano de Fray Vásquez, es otro visitante de Castillo Terrones.

Es preciso indicar que la familia no ha abandonado al expresidente. Los hermanos María, Irma y Santos Castillo Terrones siguen conversando con el exjefe de Estado.

Pedro Castillo. (Correo/Captura Justicia TV)
La familia no ha abandonado al expresidente. Los hermanos María, Irma y Santos Castillo Terrones siguen conversando con el exjefe de Estado. (Correo/Captura Justicia TV)

Pedro Castillo pide comunicarse con sus familiares en un locutorio

Con el fin de comunicarse con sus seres queridos, el expresidente de la República Pedro Castillo solicitó al Poder Judicial que ordene al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) la instalación de un locutorio telefónico en el penal de Barbadillo, ubicado en el distrito limeño de Ate.

El pedido del Castillo Terrones fue planteado a través de una demanda de habeas corpus, que fue presentada por el abogado Walter Ayala. En ella se alega que se está vulnerando el derecho del expresidente a no estar incomunicado. Asimismo, se estaría atentando el derecho del detenido o recluso a no ser objeto de un tratamiento carente “de razonabilidad y proporcionalidad”.

De llegar a buen puerto el recurso presentado por la defensa legal, el ex jefe de Estado podrá entablar diálogos con los integrantes de su familia, quienes se encuentran en territorio nacional y el extranjero.

La nota Investigados por presuntos actos de corrupción conversan con Pedro Castillo en el penal de Barbadillo salió publicada en Infobae