Interior supera por primera vez los 80.000 casos de violencia de género con seguimiento policial

Redacción

Los casos de violencia de género con seguimiento policial han superado por primera vez los 80.000 en España. El Ministerio del Interior registraba el 31 de julio 80.133 casos activos en el sistema VioGén, un 9,2% más que hace un año, un 6,6% más que a comienzos de este 2023 y un 2% más que en junio.

De los más de 80.000 casos activos, 1.017 corresponden a víctimas menores de edad (niñas y adolescentes) y 1.792 a mujeres mayores de 65 años, dos colectivos de especial vulnerabilidad por su edad.

La Guardia Civil, la Policía Nacional, la Policía Foral de Navarra y las policías locales habían detectado a finales de julio 30 casos en los que la víctima de violencia de género se encontraba en un riesgo extremo (de peligro letal para su vida); 1.382, en riesgo alto; 12.496, en riesgo medio; 34.595, en bajo y las 31.630 restantes fueron clasificadas en la categoría de riesgo no apreciado.

Anticiparse a futuras agresiones

Las distintas policías (salvo los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza, pues los casos de Cataluña y País Vasco no forman parte del sistema) evalúan a través de VioGén la probabilidad de que una mujer vuelva a ser agredida por su pareja o expareja, para determinar así las medidas de protección adecuadas y alertar a la Fiscalía y a la Justicia para que intervengan.

Cuando una mujer denuncia violencia de género, los agentes proceden a evaluar el riesgo al que está expuesta (extremo, alto, medio, bajo o no apreciado) a través de un formulario de varias preguntas con el que tratan de anticiparse para evitar futuras agresiones a la víctima, esto es, el riesgo de reincidencia del agresor. También se intenta estimar el riesgo de homicidio al que está expuesta y la situación en la que viven sus hijos e hijas, en el caso de que sea madre.

Mes a mes, los casos no dejan de crecer. Desde 2007, los cuerpos policiales han gestionado un total de 759.762 casos relativos a 663.534 víctimas. Una víctima puede aparecer en más de un caso cuando ha sido maltratada por más de un agresor, mientras que un maltratador también puede estar vinculado a más de un caso cuando ha agredido a distintas mujeres (son los agresores persistentes, alrededor del 10% del total).

El número de víctimas ha aumentado un 7,3% en comparación con julio del año anterior, y los casos, un 8,27 %. Que el número de casos ascienda no implica necesariamente un aumento de la violencia de género, sino mayores niveles de denuncia. La infradenuncia de la violencia machista en el ámbito de la pareja y la expareja está en el entorno del 30 %, en siete de cada diez casos se sufre en silencio y aislamiento.

Madres, niños y niñas en riesgo

De los 80.133 casos activos este último julio, esto es, aquellos que son objeto de seguimiento policial, más de la mitad correspondían a víctimas con hijos e hijas menores de edad: 40.517. Esta cifra, que evidencia cómo la maternidad es un factor de riesgo en la violencia de género, ha subido un 9,5 % en relación a comienzos de este año y un 15,8 % en comparación con la misma fecha de 2022.

A través de VioGén y a partir del relato de la madre, Interior también trata de evaluar la situación en la que se encuentran los menores que viven con la mujer maltratada: tanto su vulnerabilidad por habitar en un hogar violento en el que presencian el maltrato como el riesgo que corren de ser agredidos ellos también por su padre o la pareja o expareja de sus madres.

El 31 de julio de 2023, los cuerpos policiales que trabajan con el sistema habían detectado a 9.336 niños y niñas en situación de vulnerabilidad, un 8,9 % más que a principios de año y un 18,1 % más que en el mismo mes del año anterior.

En cuanto al peligro de ser directamente agredidos por el maltratador de sus madres, el departamento de Fernando Grande-Marlaska tiene identificados a 1.313 menores, un 36,9 % más que a comienzos de 2023 y 51,4 % más que hace un año. De los más de 1.300 pequeños y pequeñas en esta situación, en cinco casos se detectó un riesgo letal para su vida; en 173, un riesgo alto de agresión y en 1.135, un riesgo medio.

Desde 2019, cuando los cuerpos policiales empezaron a estudiar la situación de la infancia que vive en hogares donde sus madres son maltratadas, Interior ha detectado a 3.839 menores en riesgo, y de ellos, 902 se encontraron en algún momento en peligro mortal por violencia vicaria.

Siempre que los agentes detectan esta situación de riesgo o de vulnerabilidad en los más pequeños, alertan a la Fiscalía y a las autoridades judiciales para que procedan a su protección urgente, como también hacen cuando el riesgo de la mujer maltratada es elevado.

Desde 2003, 1.216 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en España. Desde 2013, 410 menores han quedado huérfanos como consecuencia de estos crímenes machistas, mientras que 49 niños y niñas han sido víctimas mortales de la violencia vicaria ejercida para hacer el mayor daño a sus madres.

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/sociedad/interior-supera-primera-vez-80-90729467