El ingreso de Suecia a la OTAN está “al alcance de la mano”: así son sus envidiables submarinos de clase Gotland

El ingreso de Suecia a la OTAN está “al alcance de la mano”: así son sus envidiables submarinos de clase Gotland

Redacción

La expansión de la OTAN hacia el flanco norte lleva un año estancada, aunque todo parece indicar que ahora sí se encuentra en la recta final. El propio secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, afirmó el jueves en una reunión en Bruselas con representantes de alto nivel de Turquía, Finlandia y Suecia que la adhesión de este último al bloque está “al alcance de la mano”.

El objetivo inicial era celebrar la bienvenida de Suecia en la cumbre anual de países aliados de esta semana, pero el desenlace esperado se ha dilatado debido a una serie de objeciones realizadas por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan. Recordemos que las adhesiones a la OTAN deben ser aprobadas unanimidad, es decir, por los 31 miembros, escenario ideal que hasta ahora no se ha producido.

Suecia, el miembro potencial de la OTAN que destaca por sus avanzados submarinos

Durante los próximos días asistiremos a dos importantes eventos que podrían despejar el camino de Suecia. El lunes, el primer ministro sueco, Ulf Kristersson, mantendrá un encuentro cara a cara con el presidente turco. Y el martes dará inicio la esperada reunión anual de la Alianza. Si los esfuerzos dan resultado positivo, Estocolmo podrá aportar uno de sus activos estratégicos estrella a la Alianza Atlántica.

Se trata de los HMS Gotland, HMS Halland y HMS Uppland, tres submarinos de clase Gotland que destacan por sus características avanzadas. Si bien carecen de propulsión nuclear, equipan un novedoso sistema que les permite permanecer sumergidos una generosa cantidad de tiempo. Además, poseen una variada cantidad de armamento para defensa y ataque de submarinos y otros barcos.

El submarino insignia de la clase, el HMS Gotland, fue construido en el astillero sueco Kockums (desde 2014 propiedad de la empresa de defensa Saab) y botado el 2 de febrero de 1995. Los diseñadores tomaron como punto de partida la venerable y ya desaparecida clase de submarinos Västergötland e impulsaron muchas mejoras entre ellas, como decimos, un destacado sistema de propulsión.

Submarino Sueco De Clase Gotland 2

Sala de control de un submarino Gotland

Una de las desventajas de los submarinos diésel-eléctricos frente a los nucleares es que deben salir a superficie con mayor frecuencia. Esto se debe a que sus generadores de combustión necesitan una fuente de oxígeno periódica para hacer su trabajo. Uno de los secretos de los Gotland es que incorporan un moderno sistema conocido como propulsión independiente del aire (AIP, por sus siglas en inglés).

Tal y como explica la marina sueca, sus modernos navíos utilizan oxígeno líquido para la combustión, lo que hace que no tengan que salir a la superficie para estar en contacto con el oxígeno. Este sistema de propulsión, conocido como Stirling por el ingeniero escocés se sentó sus principios en el siglo XVIII, también es mucho más silencioso que los sistemas de propulsión submarina tradicional.

Submarino Sueco De Clase Gotland 3

Submarino clase Gotland

Entre sus otras características, los Gotland están equipados con sonares circulares e hidrófonos. Estos últimos son transductores electroacústicos que convierten las vibraciones sonoras, presentes en forma de presión dentro de agua, en energía eléctrica. En otras palabras, una especie de “micrófonos”, pero diseñados para oír lo que ocurre en las profundidades del mar.

Submarino Sueco De Clase Gotland En Estados Unidos San Diego

El HMS Gotland en San Diego, California

Si hablamos del armamento nos encontramos con cuatro tubos lanzatorpedos de 53 cm y dos tubos lanzatorpedos de 40 cm. En total puede llevar una docena de proyectiles pesados y seis convencionales. Esto brinda la posibilidad de realizar ataques de diversa naturaleza. Por ejemplo, contra barcos de superficie como así también contra otros submarinos.

La organización FTH señala que todos sus submarinos de clase Gotland recibieron una serie de mejoras en su “actualización de media vida”. Entre ellas destacaba un nuevo sistema de control y mejoras de las capacidades operativas generales. Las tareas fueron realizadas en el astillero de Karlskrona.

Las cualidades de los Gotland llamaron la atención de Estados Unidos, por lo que mediados de la década de 2000 se llegó a un acuerdo para realizar ejercicios conjuntos frente a las cosas de California. Así, el HMS Gotland permaneció durante dos años en territorio estadounidense. Sus pares, destacan orgullosos en la marina sueca, “tuvieron dificultades para localizar el submarino” en los ejercicios.

Imágenes: Fuerzas Armadas de Suecia

En Xataka: Siempre hemos tenido barcos petroleros y metaneros. Ahora tenemos a X: transporta literalmente electricidad


La noticia

El ingreso de Suecia a la OTAN está “al alcance de la mano”: así son sus envidiables submarinos de clase Gotland

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.