Herida una decena de personas al irrumpir un coche en una carpa de fiestas en Pontevedra

Redacción

Al menos una decena de heridos es el balance de un fatal accidente de tráfico registrado a última hora de la noche del domingo en Vilanova de Arousa (Pontevedra) cuando un turismo perdió el control y arrolló al público que disfrutaba bajo una carpa de las fiestas patronales de San Miguel de Deiro.

Según las primeras informaciones, al menos cuatro personas han sido trasladadas a centros sanitarios, entre ellas un niño que en principio sufrió heridas de bastante consideración, si bien todavía se desconoce la entidad de las lesiones.

El 112 recibió a las 23.25 horas la primera llamada alertando del grave accidente causado por un turismo Smart automático conducido por una persona de avanzada edad residente en la localidad. Según los primeros datos en el coche viajaba un matrimonio muy conocido, si bien se apunta a que quien conducía era la mujer.

Todo parece indicar que la conductora perdió el control del automóvil que frenó cerca del palco donde se celebraba el concierto. Una parte de la estructura se vino abajo atrapando también al público asistente, lo que aumentó el número de lesionados.

Enseguida, informan los efectivos participantes en el operativo, se presentaron en el lugar los distintos equipos de emergencias y los bomberos de Ribadumia que fueron llamados para evitar más daños en la estructura.

A media noche eran numerosas las ambulancias las que intentaban acceder al recinto con dificultad para socorrer a las víctimas, tanto que los cantantes de la orquesta pidieron al público que abrieran paso pues había personas tiradas en el suelo que precisaban atención urgente.

Los servicios de emergencias permanecían trabajando en el recinto de las fiestas pasada la una de la madrugada, atendiendo sobre todo a los heridos de menor gravedad. Las escenas de nerviosismo e incluso histeria fueron una constante durante el tiempo de rescate, explican los miembros del operativo.

Acudieron también efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil, además de los Bombeiros de Ribadumia que trataban de apuntalar el viejo palco de la fiesta, cuya estructura ya necesitaba mantenimiento.

La buena temperatura reinante propició que las fiestas parroquiales de San Miguel de Deiro fueran ayer multitudinarias, ya que celebran las fiestas de las parroquias a las que acuden de todos los puntos del municipio como es tradición.

Dado que todavía no era la medianoche, en el recinto se encontraban personas de todas las edades, incluso niños que aún no se había recogido a pesar de que hoy es jornada escolar. En el lugar se presentó el alcalde Gonzalo Durán y varios ediles.

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/sucesos/heridos-atropello-carpa-fiestas-pontevedra-87042830