La grúa eléctrica más descomunal del mundo: la respuesta de Países Bajos a aerogeneradores cada vez más grandes

La grúa eléctrica más descomunal del mundo: la respuesta de Países Bajos a aerogeneradores cada vez más grandes

Redacción

Si queremos grandes parques de eólica marina repartidos por el litoral o en alta mar no nos llegará con fabricar enormes turbinas, palas de récord o soportes XXL. Necesitamos moverlos. Y eso, cuando de lo que hablamos es de piezas gigantescas que pesan toneladas, es más fácil decirlo que hacerlo. En Mammoet, una compañía holandesa especializada en el izado y transporte de granes estructuras, han hecho un razonamiento similar y por eso han decidido reforzar su músculo. ¿Cómo? Dotándose de SK6000, la que ya reivindican como la mayor grúa eléctrica.

Sus datos desde luego impresionan.

¿Qué es SK6000? La mayor grúa eléctrica del mundo. O así la presenta Mammoet, compañía histórica con sede en Ultrech y especializada en la logística de objetos pesados. Una vez esté concluida SK6000 será una grúa de anillo, diseño que se caracterizn por su plumín abatible y una pista circular que le permite girar mientras desplaza cargas con un peso considerable. Y lo de considerable se queda corto, dados los datos que maneja Mammoet. SK6000 está pensada para operar con energía eléctrica y prestar una capacidad de carga de 6.000 toneladas.

No son sus únicas peculiaridades. La grúa SK6000 se transportará en contenedores para facilitar su desplazamiento y ensamblaje. A la hora de diseñarla sus creadores han aprovechado además parte de las fortalezas de su predecesora, la SK350. “Comparte el mismo ADN de ingeniería. Gran parte de la tecnología de la grúa ha estado funcionando con éxito y de manera segura en proyectos repartidas por todo el mundo durante muchos años”, asegura la firma.

¿Qué características tiene? Además de por su capacidad de carga, funcionamiento eléctrico y diseño, con un pivote de giro en forma de anillo, la SK6000 destaca por sus dimensiones. El mástil principal alcanza los 171 metrosde longitud, si bien puede extenderse hasta los 274 de elevación si se le añade un accesorio. A modo de referencia, la torre Eiffel mide 330 m con antena.

“Permite la construcción modular a mayor escala que nunca, reduciendo el número de operaciones, reconfiguraciones de la grúa y trabajos en altura durante proyectos de industria pesada. Al igual que otras grúas de la gama SK, reduce las molestias y preparación en la obra gracias a un diseño de lastre centralizado que solo requiere una sección de su anillo en función de las necesidades de cada proyecto”, añade.

¿Qué calendario maneja? Uno que apunta al corto plazo. La compañía ha anunciado que su centro neurálgico de ingeniería de los Países Bajos recibirá “en breve” las primeras piezas de la SK6000 y que la fase de producción avanzará a lo largo de los próximos meses mientras se prepara para su primer proyecto, con entrega prevista ya para 2024. Mammoet incide en que no parte de cero: la SK6000 aprovecha el diseño probado con los diseños SK190 y SK350.

Eso sí, permitiendo que “la construcción se lleve a cabo en una escala nunca antes vista, redefiniendo lo que es posible levantar con una grúa terrestre”, matiza.

Sk6000 Performing A Lift

Body 3333

¿Por qué es importante? Por esa misma razón: las oportunidades que ofrece. “Con la innovación de la grúa SK6000, nuestros clientes pueden pensar más a lo grande que nunca, llevando los módulos más allá de las barreras de las 4.000 tn e incluso de las 5.000”, desliza Mammoet, que incluso va más allá, apuntando ya a “un nuevo estándar en la capacidad de elevación de objetos pesados”.

“Permite construir componentes más grandes y pesados”, subraya. El objetivo: romper las limitaciones que se puedan estar encontrando ahora los ingenieros a la hora de fabricar los módulos por las dificultades para desplazarlos, hándicaps que acaba complicando los proyectos: “La SK6000 permite construir más grande que nunca, ofreciendo una capacidad de elevación máxima de hasta 6.000 t”.

¿Y la eólica marina? Es una de las grandes beneficiadas mencionadas por Mammoet, que asegura que la grúa se ha diseñado teniendo en cuenta los nuevos parques offshore. “A medida que los componentes eólicos marinos crecen en escala y peso se necesita mayor capacidad de elevación. SK6000 ofrece esa capacidad y desbloquea una importante restricción de diseño. Nuestra última innovación permitirá a los clientes integrar turbinas más altas y grandes y lanzar cimentaciones más pesadas, ya sean fijas o flotantes”, abunda.

La meta: facilitar la llegada a aguas más profundas, recortando además de forma significativa los costos de ensamblaje. Una ventaja clave teniendo en cuenta que las empresas han empezado a diseñar molinos de mayor tamaño con la vista puesta en ubicaciones alejadas del litoral, en las que beneficiarse de fuertes rachas de viento. “A medida que la industria avanza hacia las turbinas de 20 MW, los componentes eólicos flotantes siguen creciendo en tamaño y peso”. Y todo, claro, recurriendo a grúas que utilizan energía eléctrica durante la propia fase de construcción.

Imágenes: Mammoet

En Xataka: Esta turbina flotante con sello español quiere revolucionar la eólica offshore. Su clave: un diseño piramidal


La noticia

La grúa eléctrica más descomunal del mundo: la respuesta de Países Bajos a aerogeneradores cada vez más grandes

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.