Hemos cubierto la órbita de la Tierra de satélites. Nuestro próximo destino es la Luna: así es el proyecto Parsec

Hemos cubierto la órbita de la Tierra de satélites. Nuestro próximo destino es la Luna: así es el proyecto Parsec

Redacción

Desde finales de la década de 1950, los humanos hemos puesto miles de satélites en la órbita terrestre. Estos aparatos, que se mueven varios kilómetros por encima de nuestras cabezas, se han convertido en un elemento clave para las comunicaciones, la defensa y la investigación científica, aunque también han aportado al creciente problema de la basura espacial y la contaminación del firmamento.

Nuestra ambición e ímpetu para hacer cosas difíciles, a veces, parece no tener límites. En este sentido, ya estamos pensando en desarrollar constelaciones satelitales en la Luna para poder comunicarnos de cara a una futura y ansiada colonización. Y no será los primeros satélites que pondremos en órbita fuera de la Tierra, es que a lo largo de los años diversos países han dispositivos a Marte y otros planetas.

Otro importante paso para colonizar la Luna

Antes de establecer bases permanentes en nuestro satélite natural tendremos que asegurarnos de cumplir con ciertos requerimientos esenciales. Además de garantizar la disponibilidad de oxígeno, alimentos y energía, nuestra atención también deberá enfocarse en la comunicaciones. Dado que no funcionarán los sistemas instalados en Tierra, hay quienes ya están pensando contrarreloj soluciones para este escenario.

Una de las compañía involucradas en esto es Lockheed Martin, el famoso contratista de defensa y tecnología aeroespacial de Estados Unidos. La compañía ha anunciado sus planes de construir su propia infraestructura de comunicaciones y posicionamiento en la Luna, una red que promete que servirá como enlace entre los diferentes puestos lunares y la Tierra. Veamos algunos ejemplos para comprender mejor su alcance.

Con es sistema propuesto, los astronautas y vehículos lunares podrán explorar diferentes regiones de la superficie lugar sin perder las comunicaciones con el resto del equipo y nuestro planeta. Además, gracias a un equivalente del GPS, sabrán en todo momento en qué ubicación se encuentran, en otras palabras, será imposible perderse. Lockheed no quiere perder el tiempo y ya ha dado los primeros pasos.

Satelites Lockheed Martin Lunz 2

Para materializar el proyecto, la compañía estadounidense ha creado una subsidiaria llamada Crescent Space Services LLC, que construirá y brindará sus servicios en la Luna a diferentes gobiernos del mundo. No se trata de un proyecto exclusivamente de la NASA y Estados Unidos, al menos sobre el papel. La idea es satisfacer la demanda de comunicaciones a todos los actores que quieran establecerse en la Luna.

El corazón de Parsec, que es como se llamará el servicio, serán unos pequeños satélites llamados Curio. Estos formarán parte de una red de comunicación que se irá ampliando con el paso del tiempo. Desde la compañía afirman que el servicio estará listo antes de que los humanos regresemos a la Luna, específicamente para 2025 (el alunizaje tripulado está programado para realizarse ese mismo año con Artemis III).

Cabe señalar que esta no es la única propuesta de comunicaciones satelitales en la Luna. Draper e Intuitive Machines, que están desarrollando los módulos de aterrizaje Servicios Comerciales de Carga Útil Lunar (CLPS, por si siglas en inglés) de la NASA, también planea poner satélites en órbita. Y, por cierto, actualmente orbitan nuestro satélite natural varios satélites artificiales de diversos países con fines de investigación.

Imágenes: Lockheed Martin

En Xataka: La cara oculta de la Luna era un misterio. Ahora sabemos por qué es tan diferente de la cara que vemos


La noticia

Hemos cubierto la órbita de la Tierra de satélites. Nuestro próximo destino es la Luna: así es el proyecto Parsec

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.