El Barça de balonmano, diez años de ‘dictadura’

Redacción

El ya lejanísimo 3 de mayo de 2013, el Barça cayó por 28-31 en Logroño ante el extinto Atlético de Madrid que dirigía Talant Dujshebaev y en el que militaba el exazulgrana Kiril Lazarov en un suelo que supuso la eliminación en las semifinales de la Copa del Rey. 

Casi 10 años después, el cuadro azulgrana ha logrado los 47 títulos domésticos disputados en una racha que parece no tener fin. Lo más importante es que han pasado siete decenas de jugadores y el equipo ha mantenido la excelencia, añadiendo cinco Mundiales de Clubs y tres Champions.

El Palau y el barcelonismo idolatran a ‘Pasqui’

| XAVI PASCUAL

Ese mismo mes de mayo de 2013, los azulgranas alzaron la Liga Asobal con Xavi Pascual dos semanas después de esa referida derrota copera con nueve puntos más que los rojiblancos y desde entonces no han vuelto a perder un título español.

Y aunque las miradas están ya centradas en los cuartos de final de la Champions en los que se medirá al ganador del duelo danés entre el Aalborg y el GOG (el jueves disputarán la ida de octavos de final), el Barça también trabaja para completar irse a los 40 títulos domésticos seguidos con la Liga Asobal y la Copa del Rey.

Nikola Karabatic dejó huella en el Palau

| IGNADI PAREDES

En el torneo de la regularidad, los de Carlos Ortega han ganado los 20 encuentros disputados y aventajan en nueve puntos al Granollers, por lo que en cuatro o cinco jornadas podrían revalidar el título matemáticamente. Y del 5 al 7 de mayo lucharán en Santander por su décima Copa del Rey seguida (a la espera del sorteo) junto al anfitrión BM Sinfín y a Guadalajara, Ademar, Torrelavega, Valladolid, Logroño y Cangas.

Dominio total

En 2013 llegó el deseado Nikola Karabatic y el Barça conquistó la Liga con 21 puntos más que el Naturhouse La Rioja, equipo al que ganó la Supercopa con siete goles de Lazarov (40-31); también venció al Granollers en la Copa del Rey con siete tantos de Dani Sarmiento (42-32) y en la Copa Asobal con nueve de Víctor Tomàs (34-28).

En la 14-15, Pérez de Vargas volvió de Toulouse, debutó Aleix Gómez y la racha casi se frustra, ya que el Barça ganó la Copa del Rey por un solo gol al Granollers (27-26).

Más fácil fue en la Copa Asobal (37-26 al Naturhouse con ocho goles de Ferran Solé), en la Liga (19 puntos más que los riojanos) y en la Supercopa (32-28 al Granollers con ocho ‘dianas’ de Sigurdsson). Además, reinó por segunda vez en Colonia en la novena Champions de la sección y también celebró la Super Globe.

Gonzalo, en 2014 tras su cesión en el Toulouse

| JOAN MONFORT

Pese al adiós de Karabatic, en la 15-16 los blaugranas hicieron ‘pleno’ de victorias en la Liga, derrotaron al Anaitasuna en la Copa del Rey (33-30) y al Granollers en la Copa Asobal (30-25) y en la Supercopa (26-23). Dika Mem llegó en 2016 y alzó la Liga con 60 puntos, la Copa del Rey frente al Naturhouse (35-28), la Copa Asobal ante el Granollers (30-25) y la Supercopa contra el ‘Anaita’ (38-30). 

En la 17-18 se produjo el fichaje de Aron Palmarsson tras semanas de batalla con el Veszprém, aunque nunca respondió a lo mucho que se esperaba de él. Pese a ello, el Barça conquistó la Liga con 22 puntos más que el Ademar, la Copa Asobal (28-22 a los leoneses), y la Copa (35-28), y la Supercopa (31-25), las dos frente el Logroño.

La 2018-19 vino marcada por la grave lesión de un Casper Mortensen que estaba deslumbrando en el extremo izquierdo (hubo que fichar a Nemanja Illic en febrero) y por el cambio del histórico Viran Morros por Thiagus Petrus. El Barça cedió un punto en la Liga y arrasó en la Copa (34-18 al Cuenca), en la Copa Asobal con nueve goles de Mortensen (37-23 al Bidasoa) y en la Supercopa (35-27 al Logroño).

Víctor Tomàs y Raúl Entrerríos, dos mitos del Palau

| JAVI FERRÁNDIZ

La 2019-20 iba a ser la última de Raúl Entrerríos y al final supuso la amarga despedida de Víctor Tomàs por un problema cardíaco. Fue la liga del Covid y la Asobal dio el título a los azulgranas tras una primera vuelta con 19 de 19. Se ganó la Supercopa al Cuenca (33-22), la Copa Asobal al Cantabria (33-23) y la Copa del Rey al Benidorm (40-25).

El curso 2020-21 fue perfecto. Además de la décima Champions, el Barça ganó los 34 partidos de liga, la Copa del Rey (35-27 al Ademar), la Supercopa por un palmario 38-18 al Benidorm y la Copa Asobal (33-23 al Cantabria).

La ‘era Ortega’

El verano de 2021 fue el más traumático de los últimos tiempos para la balsa de aceite de la sección de balonmano por la sorprendente destitución del técnico Xavi Pascual y del mánager David Barrufet anunciada unos días antes de hacer realidad el sueño de la décima Champions en un curso sensacional.

En el verano del adiós definitivo del ‘genio’ Entrerríos tras los Juegos de Tokio, Carlos Ortega aterrizó en el Palau y con un trabajo estajanovista se fue ganando la confianza de todos para completar un sensacional curso en el que logró la 11ª Champions en los penaltis ante el Kielce más la Liga (13 puntos más que el Granollers), la Copa del Rey (30-26 con remontada en la segunda parte en la final ante los vallesanos), y Supercopa (30-27) y la Copa Asobal (39-21), amas contra el Ademar.

La labor de Carlos Ortega está siendo extraordinaria

| EFE

Además, el pasado domingo ‘cayó’ una nueva Copa Asobal con dos encuentros extraordinarios (39-21 al Ademar en una final que dominaba por 3-12 a los 13 minutos) y en diciembre logró la primera Supercopa Ibérica de la historia (32-24 al Oporto en la final).

A todos estos 39 títulos hay que añadir nueve Supercopas de Catalunya, todas ellas con el Fraikin Granollers como rival. De ellas, las victorias más abultadas se produjeron en la temporada 2017-18 (46-27) y en la 2019-20 (43-24), mientras que la final más apretada fue la del otoño de 2016 (30-25).

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/balonmano-barca/barca-balonmano-diez-anos-dictadura-84988508