El calendario exige subir el nivel

Redacción

El calendario se aprieta, los equipos son más fuertes a partir de ahora y esto obliga a subir el nivel mostrado, sobre todo, en LaLiga. El Barça, pese a ir sacando los partidos, vive de rentas mínimas y un juego irregular. Alterna grandes actuaciones, como la final de la Supercopa o la primera parte ante la Real Sociedad en la Copa, con otras en el torneo de la regularidad donde deja la sensación de que ni el juego ni la continuidad coinciden con el nivel de la plantilla y la exigencia del rival.

Ahí están los últimos tres partidos: la visita al Metropolitano, ante un rival durísimo como el Atlético, se salda con una victoria por la mínima y sufriendo; en el Camp Nou, contra el Getafe, se gana 1-0 con una sensación extraña; y el otro día en Girona se vuelve a ganar, pero con un Barça lejos de mostrar su mejor versión. Lo positivo es que el equipo gana, pero este parece un Barça resultadista y, aunque es cierto que el título se empieza a encarar en esta franja del calendario, donde puedes meter una distancia importante al segundo y afrontar los últimos partidos con margen, la sensación futbolística tiene que mejorar muchísimo.

Porque el calendario se endurece, vienen curvas, competiciones distintas y rivales de entidad. Como el Betis en Sevilla y la versión recuperada del Sevilla en Barcelona o el sorteo caprichoso de la Copa ante el Real Madrid a doble partido. Y también la Europa League frentre al Manchester United, muy recuperado desde que se celebró el sorteo. El Barça está obligado a elevar sus prestaciones para afrontar la exigencia de este calendario. Y todo ello sin la figura de Dembélé, básico y capital para el esquema de Xavi, con unas prestaciones que no existen en la plantilla. La buena noticia es que el equipo recupera a Lewandowski, ausente por sanción en LaLiga, aunque el grupo necesitará el paso adelante de dos nombres propios, Ferran y Ansu, mientras que Raphinha, sin Ousmane, tendrá más minutos en su posición natural. Xavi también puede optar por los cuatro centrocampistas, un dibujo que ha funcionado muy bien en grandes escenarios y que permite arropar a Busquets con De Jong y dar más libertad a Gavi y a Pedri. Ambos están pisando mucho más el área y siendo importantes en el registro goleador, como prueban los dos últimos tantos del canario, que han dado seis puntos en LaLiga. Lo cierto es que Xavi deberá mover ficha y aumentar la exigencia porque se trata de un momento clave de la temporada, con un Barça lleno de confianza en los resultados, pero con una sensación futbolística que debe abandonar la irregularidad y ganar continuidad para ser más poderosos.

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/opinion/calendario-exige-subir-nivel-82223061