Cuando el futuro de los jóvenes es hoy

Redacción

Jugadores como Araujo, Eric Garcia, Balde, Pedri, Gavi, Ansu y Ferran Torres representan el futuro del Barça. Todos ellos tienen entre 18 y 23 años. Una joven generación de futbolistas con enorme talento que deben ser la base del proyecto que está construyendo Xavi. La nueva era blaugrana que dirige Laporta debe soportarse sobre estos ‘centennials’, aunque sin despreciar la experiencia de ilustres veteranos como Lewandowski. El problema es que el Barça tiene urgencias. Necesita títulos de forma inmediata. Y el futuro debe convertirse en presente. El nivel de exigencia sobre estos jugadores será, por lo tanto, mucho mayor de lo que sería recomendable por su edad. Porque no hay tiempo para una transición lógica y pausada. Los resultados, los buenos resultados, tienen que llegar hoy.

El mañana no existe para un club que lleva demasiado tiempo instalado en el fracaso. Las decepciones deben dar paso a los éxitos. Y eso aumenta considerablemente la presión sobre el rendimiento de los jóvenes. No es la mejor forma de crecer personal y profesionalmente. Pero es la única que puede permitirse el Barça en este momento. Sobre todo teniendo en cuenta que los problemas económicos y, sobre todo, la soga del ‘fair play’ harán muy difíciles los fichajes de cracks decisivos tanto en el actual mercado de invierno como en el del próximo verano. Las estrellas deben fabricarse en casa. No hay más remedio. 

En los próximos dos meses y medio el Barça se juega los cuatro títulos que aún tiene opciones de ganar. Eliminados, por segunda temporada consecutiva, de la Champions en la fase de grupos, hay que centrar como principal objetivo la Liga, sin despreciar la Copa, la Europa League e, incluso, la Supercopa de España. El equipo blaugrana, que no levanta un trofeo desde el 17 de abril de 2021 (conquistó la Copa ante el Athletic, el último título de Messi como blaugrana) no puede permitirse el lujo de regalar nada. Por eso la falta de intensidad demostrada, especialmente en la segunda parte, en el derbi ante el Espanyol generó mucho desasosiego.

El Barça, a pesar del empate, mantuvo el liderato. Pero las sensaciones no fueron buenas. Xavi debe revertir esta situación sin dilaciones. Hay mucho en juego. Todo… Y los jóvenes son conscientes de ello. Así, al menos, lo demuestran en el reportaje exclusivo que hoy publicamos en SPORT. Saben que hay que mejorar mucho y muy rápido para aspirar a ser campeones. Tienen la voluntad y el compromiso de hacerlo. O, al menos, de intentarlo.

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/opinion/futuro-jovenes-hoy-80609061

A %d blogueros les gusta esto: