Muere James Caan, actor nominado al Oscar de “El padrino”

Cultura

James Caan, el tipo rudo de pelo rizado conocido por los cinéfilos como el exaltado Sonny Corleone de The Godfather (El padrino) y el escritor Paul Sheldon en Misery (“Miseria”), falleció. Tenía 82 años.Su manager, Matt DelPiano, dijo que murió el miércoles. No proporcionó una causa.Jimmy fue uno de los más grandes. No solo fue uno de los mejores actores que nuestro negocio haya visto, sino que fue divertido, leal, afectuoso y querido, dijo DelPiano. Nuestra relación siempre fue de amistad antes que de negocios. Lo extrañaré mucho y estoy orgulloso de haber trabajado con él todos estos años.Al Pacino escribió en un comunicado distribuido por correo electrónico: Jimmy era mi hermano ficticio y mi amigo de toda la vida. Es difícil creer que ya no estará en el mundo porque era tan vivo y audaz. Un gran actor, un director brillante y mi querido amigo. Lo voy a extrañar.Robert De Niro también escribió que estaba muy, muy triste por la noticia del fallecimiento de Jimmy.Muchos de sus colaboradores expresaron sus condolencias el jueves en Twitter.Adam Sandler, quien actuó con él en Bulletproof (“Jack y Archie”) y That™s My Boy (“Ese es mi hijo”), escribió: Lo quería mucho. Siempre quise ser como él. Estoy tan feliz de haberlo conocido. Nunca dejaba de reír cuando estaba cerca de ese hombre. Sus películas eran lo mejor de lo mejor”.Jugador de fútbol americano en la Universidad Estatal de Michigan y bromista práctico en los sets de producción, Caan era un actor guapo y sonriente con la arrogancia y la constitución muscular de un atleta. Logró una larga carrera a pesar de tener problemas de drogas, arrebatos de mal genio y pequeños roces con la ley.Había sido uno de los favoritos de Francis Ford Coppola desde la década de 1960, cuando el director lo eligió para el papel principal en The Rain People (“Llueve sobre mi corazón”). Estaba preparado para un papel principal en The Godfather como Sonny, el ejecutor número uno e hijo mayor del jefe de la mafia Vito Corleone (interpretado por Marlon Brando, quien ganó un Oscar al mejor actor por el papel).Sonny Corleone, un hombre violento e imprudente que perpetró muchos asesinatos, encontró su propio final en una de las escenas cinematográficas más discordantes de la historia. De camino a ver a su hermana, golpeada por su esposo, Sonny se detiene en una casilla de peaje y descubre que está inquietantemente desierta. Antes de que pueda escapar, lo derriba una descarga aparentemente interminable de ametralladora. Durante décadas, dijo el actor alguna vez, extraños se le acercaban en la calle y le advertían en broma que se mantuviera alejado de los puntos de peaje en las carreteras.Caan se hizo amigo de Brando, Robert Duvall y otros miembros del elenco y se aseguró de hacer reír a todos durante una producción que de otro modo hubiese sido tensa, a veces bajándose los pantalones y mostrándole el trasero a un colega o miembro del equipo. A pesar de los temores de Coppola de haber fracasado, el estreno de 1972 fue un enorme éxito comercial y de crítica y le mereció nominaciones al Oscar al mejor actor de reparto a Caan, Duvall y Al Pacino.Caan ya era una estrella de televisión tras abrirse paso en la película hecha para TV Brian™s Song (“La canción de Brian”) de 1971, un emotivo drama sobre el corredor de los Chicago Bears, Brian Piccolo, quien había muerto de cáncer el año anterior a los 26 años. Fue una de las películas para TV más populares y exitosas, y Caan y el coprotagonista Billy Dee Williams, quien interpretó al compañero de equipo y mejor amigo de Piccolo, Gale Sayers, fueron ambos nominados al Emmy al mejor actor.Después de Brian™s Song y The Godfather, fue uno de los actores más ocupados de Hollywood, apareciendo en Hide in Plain Sight (“Por justicia propia”), que también dirigió; Funny Lady, junto a Barbra Streisand; The Killer Elite (“Aristócratas del crimen”) y Chapter Two (“Capítulo dos”) de Neil Simon, entre otras. También tuvo una breve aparición en The Godfather: Part II (“El padrino II), en una escena de flashback.Pero a principios de la década de 1980 comenzó a resentir hacer cine, aunque la película neo-noir de Michael Mann de 1981 Thief (“Mi profesión: ladrón”), en la que interpretó a un ladrón profesional de cajas fuertes en busca de una salida, es una de sus más admiradas.Ya no me resultaba divertido, dijo Caan a un entrevistador en 1981. He hecho películas que hubiera preferido cumplir condena. Acabo de retirarme de una película de Paramount. Dije que no hay dinero suficiente para hacerme ir a trabajar todos los días con un director que no me gusta”.Caan había empezado su lucha contra las drogas y estaba abatido tras la muerte de su hermana Barbara, quien murió de leucemia en 1981 y hasta entonces había sido una gran guía en su carrera. Durante gran parte de los 80 no hizo películas, y le decía a la gente que prefería entrenar al equipo de béisbol de su hijo Scott.Corto de dinero, Caan aceptó el papel principal en Gardens of Stone (“Jardines de piedra”) de Coppola. La película de 1987, sobre la vida en el Cementerio Nacional de Arlington, resultó demasiado sombría para la mayoría de la audiencia, pero renovó su carrera.El actor volvió a alcanzar el estrellato junto a Kathy Bates en Misery de 1990. En la película, basada en una novela de Stephen King, Caan es un escritor cautivo por una fan obsesionada que le rompe los tobillos para evitar que escape. Bates ganó un Oscar por el papel.Una vez más solicitado, Caan protagonizó For the Boys (“Por los muchachos”) con Bette Midler en 1991 como parte de un equipo de canto y baile que entretuvo a los soldados estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial y las guerras de Corea y Vietnam. Al año siguiente, interpretó una versión irónica de Sonny Corleone en la comedia Honeymoon in Vegas (Una novia de dos novios), en la que engaña al personaje de Nicolas Cage para que apueste a su novia (Sarah Jessica Parker) en un juego de póquer, y así alejarla y tratar de persuadirla de que se case con él.Sus películas posteriores incluyeron Flesh and Bone (“Secreto carnal”), Bottle Rocket (“Buscando el crimen”) y Mickey Blue Eyes (“Mickey ojos azules”). Una nueva generación lo conoció a través del papel de Walter, el impávido padre adicto al trabajo de Will Ferrell de Buddy en Elf.Caan no asumió un papel protagónico en una serie de televisión hasta 2003, pero su primero, en Las Vegas, fue un éxito inmediato. Cuando la serie debutó, era un jefe de vigilancia del casino que se ocupaba de los tramposos y competidores del ficticio Resort y Casino Montecito.Su personaje ascendió hasta convertirse en el jefe de Montecito, pero siguió siendo el tipo duro que había aprendido judo en una división encubierta del gobierno de Estados Unidos. Caan dejó la serie durante la cuarta temporada y luego se canceló.Nacido el 26 de marzo de 1939 en Nueva York, Caan era hijo de un mayorista de carne kosher. Fue un deportista estelar y presidente de su clase en Rhodes High School y, luego de asistir a la Universidad Estatal de Michigan y Hofstra, estudió en la escuela de teatro Neighborhood Playhouse con Sanford Meisner.Tras una breve carrera teatral, se mudó a Hollywood. Hizo su debut cinematográfico con un breve papel no acreditado en 1963 en Irma La Douce (“Irma la dulce”) de Billy Wilder, y después consiguió un papel como un joven matón que aterroriza a Olivia de Havilland en Lady in a Cage (“Diez horas de terror”). También apareció junto a John Wayne y Robert Mitchum en el western El Dorado de 1966 y con Harrison Ford en el western Journey to Shiloh (“Héroes sin gloria”) de 1968.Caan se casó y divorció en cuatro ocasiones. Tuvo una hija, Tara, y cuatro hijos, Scott, Alexander, James y Jacob.

Fuente: 20 minutos

A %d blogueros les gusta esto: