‘Don’t copy that floppy’: así fue el vídeo anti-copias ilegales más ridículo de todos los tiempos

‘Don’t copy that floppy’: así fue el vídeo anti-copias ilegales más ridículo de todos los tiempos

Redacción

La historia de los sistemas anticopia siempre ha sido un curioso mundo-espejo de determinadas carencias, fobias y aspiraciones de la industria del entretenimiento. Como una bestia espectral que proyecta sus miedos precisamente a los que le dan de comer, revisar la evolución de los métodos para que los consumidores no copien, siempre un par de pasos por detrás de la tecnología que permitía hacer las copias, es ciertamente iluminadora y significativa.

Y también un testimonio, en algunos casos, del ingenio de quienes creaban los sistemas (como aquellas ruedas troqueladas con caretos piratescos de ‘Monkey Island’), y en otros, de la torpeza con la que las grandes empresas del entretenimiento confundían los términos, identificando copias privadas con copias ilegales, o poniendo trabas al funcionamiento convencional de tantos sistemas de reproducción que no se entendían con los sistemas anticopy. O, directamente, haciendo el ridículo con campañas de concienciación para darles de comer aparte.

Una de las más populares sucedió en España, ese famoso “Ahora la ley actúa” con estética de película de Calparsolo y frases como “Si no te gusta que te roben, ¿vas a ser cómplice de la manta?” o “Cada vez que se comete un delito, se deja huella. En internet, también”, y que intentaban meter miedo a aquellos que compraban copias no autorizadas de contenidos, o las descargaban de internet. Su tono tremendista y amenazador fue objeto de parodias, como la legendaria que pudo verse en ‘The IT Crowd’ y que se reía del discurso de equiparar un robo a mano armada con la descarga de una película.

Pero ninguna fue tan ridícula y, a la vez, entrañable como la campaña ‘Don’t Copy That Floppy’, que llevó a cabo la Software Publishers Association en 1992. En ella, el rapero conocido (solo en esta ocasión) como MC Double Def DP cantaba un tremendo temón acerca de los riesgos y los problemas morales de hacer copias no autorizadas de juegos y programas de ordenador. Lo ingenuo del tema lo convirtió en un fenómeno viral gracias a internet, con un vídeo que supera los dos millones de visitas en Youtube.

No al copiete del disquete

En el arranque del vídeo, dos adolescentes juegan en el ordenador del instituto. Cuando deciden copiarlo para seguir en casa, aparece El Protector del Disco, que no es un villano de ‘Los Cazafantasmas’, sino un rapero que les cuenta cómo la copia no autorizada lleva a pérdidas millonarias para la industria del videojuego. Lo que podría poner en riesgo su misma existencia, lo que se ilustra con imágenes de juegos para PC entonces muy populares como ‘The Oregon Trail’, ‘Tetris’, y ‘Where in the World is Carmen Sandiego?’.

Para reforzar su filípica, MC Double Def DP intercala declaraciones de gente vinculada a los videojuegos, tanto de los creadores (del juego ‘Neverwinter Nights’) como de la parte legal, con abogados y ejecutivos hablando del dinero que ven esfumarse delante de sus narices. Finalmente, los chavales deciden no copiar el disquette e incluso invertir algo de dinero en comprar un juego nuevo, que puede que hasta incluya manual de instrucciones (eh, eran los noventa).

El resultado es involuntariamente cómico e ingenuo, y no es de extrañar que a los pocos años, cuando ya se había quedado completamente pasado de moda, se convirtiera en un meme. A los giros propios del rap comercial de la época (¡”for you and the posse”, “pump ip the images”!) se suma un tono ciertamente apocalíptico que vaticina el final no solo de los videojuegos, sino directamente de todo lo que la sustenta (la informática, que se decía entonces: “The screen starts to tweak, and then it will fade / Programs fall through a black hole in space / The computer world becomes bleak and stark / Loses its life and the screen goes dark”).

A ello se suma ese tic tan propio de los vídeos antipiratiería de criminalizar antes que educar: “Buy one, for every computer you use / Anything else is like going to the store / Taking the disk, and walking out the door / It’s called thiefin’, stealin’, taking what’s not yours / Is that really where you want your life to go?”. Es decir, que se empieza así y se acaba en el crimen organizado, un “Del porrón al porro” de manual.

Don’t Copy 2: La secuela

En 2009, la Software and Information Industry Association (SIIA) lanzó una secuela oficial del vídeo, con el regreso de M. E. Hart dando vida a MC Double Def DP. Curiosamente, el vídeo es muy consciente del ridículo que habían hecho con la primera entrega e intenta congraciarse con los mucho más cínicos espectadores de 2009 ri´éndose de aquello. Pero ojo, parece decir, en tiempos de internet el mensaje sigue siendo el mismo.

O incluso va más allá: el rap ya no es aquella cosa jovial y molona de los ochenta, sino que el tono de las rimas y el contenido se vuelve más agresivo y las amenazas son mucho más potentes. El Protector del Disco ya no habla de los programadores, sino de cómo vas a acabar siendo el hazmerreír de la cárcel por haber acabado en prisión por una chorrada como copiar discos. Y posiblemente, la condena incluya escuchar en bucle canciones para meter miedo a los chavales sobre lo malo que es copiar contenidos con copyright.


La noticia

‘Don’t copy that floppy’: así fue el vídeo anti-copias ilegales más ridículo de todos los tiempos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

A %d blogueros les gusta esto: