Al Horford: “Seguimos luchando hasta el final”

Redacción

El dominicano Al Horford, que lideró este jueves a los Boston Celtics con 26 puntos y un maravilloso cuarto período en el triunfo por 120-108 en el campo de los Golden State Warriors en la apertura de las Finales de la NBA, aseguró que el mérito más grande de su equipo fue “seguir luchando” pese a no tener una noche particularmente brillante. “Seguimos jugando, ellos son un gran equipo y para nosotros no fue el mejor partido, pero seguimos luchando y encontramos la forma de ganar”, dijo Horford, primer dominicano en jugar unas Finales de la NBA, en rueda de prensa al acabar el partido de San Francisco.

“Estoy agradecido por esta oportunidad. Estoy ilusionado, encantado por compartir esto con nuestro grupo de chicos”, reconoció. Horford, que cumplirá 36 años este viernes, compareció en la rueda de prensa acompañado por su hijo: “Estuvo conmigo todo el día, le pregunté si quería venir y aquí está”.

Pese a un tremendo arranque de Steph Curry, con 21 puntos en el primer cuarto, y a ir perdiendo por 15 puntos en el tercero, los Celtics reaccionaron con un tremendo último parcial, ganado 40-16. Al Horford aportó 26 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias, con un fantástico 6 de 8 en triples. “Golden State ha hecho un gran trabajo en el tercer cuarto. Para nosotros la clave fue Brown, por cómo empezó el cuarto período y eso fue el comienzo de algo para nosotros. Eso nos dio confianza y seguimos creciendo”, dijo.

También mostró su total confianza en Jayson Tatum, que este jueves no pasó de los 12 puntos, con 3 de 17 en tiros. “Se espera que esos chicos marquen, creen juego, pasen el balón. Esta noche, pese a no poder marcar mucho, liberó a los compañeros y eso muestra su crecimiento. Es el tipo de jugador que siempre va a conseguir los resultados”, consideró.

El tremendo rendimiento de Horford en esta temporada, y más en los ‘playoffs’, le ha convertido en uno de los elementos más queridos del vestuario de los Celtics y Marcus Smart le brindó unos sentidos elogios al acabar el partido del Chase Center. “Nadie se merece más que él estar aquí, por cómo se cuida, por su profesionalidad. Sigue encadenando grandes partidos, eso es lo que hace para nosotros”, afirmó Smart, uno de los grandes líderes de la plantilla.

Tatum: “Si sigo tirando tan mal y seguimos ganando, lo acepto”

Jayson Tatum, líder de los Boston Celtics, aseguró este jueves que aceptaría seguir tirando con poco acierto con tal de que su equipo siga ganando. “Solo traté de tener impacto de otras maneras. Ganar el partido era lo único que me preocupaba y lo logramos, es lo único que cuenta. No espero seguir tirando tan mal, pero si seguimos ganando, lo acepto”, afirmó Tatum en la rueda de prensa posterior al partido de San Francisco.

“Estuvimos en situaciones complicadas antes y logramos salir”, recordó Tatum, cuyo equipo disputará el segundo partido de las Finales este domingo, de nuevo en el Chase Center. “En las últimas dos series perdimos el primer partido. Llegados a estos momentos, te sientes fenomenal cuando ganas y fatal cuando pierdes. Hay que tener equilibrio, y más ahora”, destacó. Pese a sus apuros en tiros, Tatum acabó el encuentro con un doble-doble de 12 puntos y 13 asistencias.

Jaylen Brown insistió al acabar el encuentro en la resiliencia mostrada por su equipo en esta temporada, que le vio ocupar la undécima posición en el Este hasta el pasado enero, antes de tener un crecimiento vertical. “Hemos pasado por muchos momentos, por muchas derrotas. Ahora sabemos lo que necesitamos para ganar. Es mérito de nuestro grupo, somos resilientes”, dijo. “Todos venimos a trabajar cada día, no solo los jugadores sino también los técnicos, los médicos… Todos se esfuerzan y hacen su trabajo de la mejor forma”.

Draymond Green: “No hay nada como para entrar en pánico”

Draymond Green admitió este jueves que los Boston Celtics fueron los justos vencedores, pero apuntó que los Golden State Warriors no deberían perder ni los nervios ni el norte tras esta derrota en casa que les deja sin el factor cancha. “Ganes en casa o no, todavía quieres ganar uno a domicilio. Y nuestra historia dice que siempre ganamos uno a domicilio. Así que, sabes, no hay nada como para entrar en pánico. Esto va del primer equipo que gana cuatro partidos, no del primero que gana uno”, apuntó a los medios tras el encuentro.

Green tuvo una noche desafortunada y acabó el partido con 4 puntos (2 de 12 en tiros, 0 de 4 en triples), 11 rebotes y 5 asistencias. “Mis triples se sintieron bien y continuaré siendo agresivo. Acabarán entrando, pero hoy no lo hicieron”, asumió al conceder que tiene que “jugar mejor” y tirar con más precisión en los próximos duelos.

Un parcial demoledor de 16-40 en el último cuarto fue la clave para que los Celtics se llevaran el triunfo, pero Green insistió en que los Warriors sabrán salir adelante. “Dominamos mayormente los primeros 41 o 42 minutos del partido, así que estaremos bien”, dijo.

Cuestionado sobre si ahora no tienen “margen de error” en comparación con sus series previas ante los Memphis Grizzlies y los Dallas Mavericks, Green sostuvo que en las Finales no hay espacio para la equivocación. “No creo que en las Finales vayas a tener margen de error. Eso es algo que este equipo tiene que entender. Cuando llegas a este punto de la temporada, a este nivel, no hay margen para el error. Somos dos grandes equipos y el equipo que cometa menos errores va a ganar el partido y ellos hicieron eso”, indicó.

Como Green, Klay Thompson tampoco tuvo su noche (15 puntos con 6 de 14 en tiros, 2 rebotes y 3 asistencias) y el alero señaló que fue una derrota tan dolorosa como extraña para los Warriors. “Fue una derrota dura, especialmente de la manera en que perdimos, malgastando una ventaja de 15 puntos (en el tercer cuarto). Muy muy raro en nosotros”, afirmó.

Thompson siguió el ejemplo de Green y apuntó que no hay razones para que los Warriors se desesperen tras perder este primer partido. “Lo mejor de todo es que tenemos otra oportunidad el domingo (en el segundo encuentro, también en San Francisco). Iremos ahora a casa y digeriremos lo que pasó. Sé que seremos mejores en el segundo partido”, aseguró.

Por su parte, y sin poner excusas a la derrota, Steve Kerr, entrenador de los Golden State Warriors, elogió a los Boston Celtics. “Hay que darles crédito. Quiero decir, metieron 21 triples (de 41 en todo el partido). Movieron el balón realmente bien (…). Dieron un buen empujón en el comienzo del cuarto parcial y mantuvieron ese impulso”, apuntó a los medios tras el encuentro. “Va a ser difícil derrotar a Boston si meten 21 triples y tienen 11 de ellos entre Al Horford (6 de 8) y Derrick White (5 de 8). Esos tipos, dadles crédito (…) Boston jugó un último cuarto brillante. Vinieron y se ganaron el triunfo”, añadió.

Los Warriors se desplomaron en un último cuarto ruinoso para los de San Francisco (16-40) y Kerr apuntó que los Celtics supieron “aprovechar cada oportunidad”, cada pérdida de balón y cada mala posesión de su equipo en el desenlace. “Tuvimos varias posesiones ofensivas pobres, eso dio pie a canastas en transición para ellos y eso cambió el partido”, describió. “Si concedes 40 puntos en el último cuarto y el otro equipo mete 21 triples en total, va a ser difícil ganar”, insistió.

En otro sentido, Kerr subrayó el “tamaño y la capacidad atlética” de los Celtics en defensa. “Ponen mucha presión sobre ti. Pero pienso que tuvimos momentos realmente buenos. Metimos 38 en el tercer cuarto (por 24 de los Celtics). Tuvimos un buen parcial ahí”, señaló.

Kerr admitió que es una derrota dolorosa para los Warriors, especialmente tras “tener una ventaja de 12 puntos en el comienzo del último cuarto”. “Pero es una serie de siete partidos por una razón (…). Mañana repasaremos el partido y veremos dónde podemos mejorar. Es solo un partido y ya pasas al siguiente”, explicó.

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/nba/horford-seguimos-luchando-final-13765054

A %d blogueros les gusta esto: