Illinois: La legislatura anula peligrosa restricción sobre el aborto

Illinois: La legislatura anula peligrosa restricción sobre el aborto

Click to expand Image

Manifestantes a favor del aborto participan en Marcha de las Mujeres en Chicago el sábado 2 de octubre de 2021. En las principales ciudades del país hubo concentraciones en reclamo de acceso continuo al aborto.
© AP Photo/Mark Capapas

(Chicago) – Los legisladores del estado de Illinois votaron a favor de derogar una peligrosa restricción sobre el aborto que obligaba a toda persona de menos de 18 años a hacer partícipe a un progenitor en la decisión de interrumpir un embarazo, señaló hoy Human Rights Watch. Es fundamental que el gobernador J. B. Pritzker refrende el proyecto sin demora.

La Ley sobre Salud y Seguridad de las Personas Jóvenes (Youth Health and Safety Act) fue sancionada por el Senado de Illinois el 26 de octubre de 2021 con 32 votos contra 22, y por la Cámara de Representantes del estado el 27 de octubre en una votación de 62 contra 51. El proyecto de ley estableció la creación de un grupo de trabajo bipartidista encargado de identificar recursos destinados a personas jóvenes embarazadas o con hijos, y derogó la Ley de Notificación Parental del Aborto (Parental Notice of Abortion Act, PNA). Conforme a esa ley, todas las personas de menos de 18 años que deseaban interrumpir un embarazo debían involucrar a un familiar adulto o a recurrir a un tribunal a fin de obtener autorización para el aborto sin la participación de familiares, a través de un proceso engorroso conocido como “excepción judicial”. En un informe de marzo de 2021, Human Rights Watch y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) de Illinois investigaron los efectos de la PNA y concluyeron que resultaba violatoria de derechos humanos.

“Esta semana los legisladores de Illinois defendieron los derechos y la dignidad al rechazar una ley peligrosa que ponía a las personas jóvenes en riesgo e interfería con su posibilidad de acceder a servicios de aborto seguros”, señaló Margaret Wurth, investigadora sénior de Human Rights Watch. “Otros estados de EE. UU. deberían seguir el ejemplo de Illinois y dejar sin efecto las leyes perniciosas que obligan a hacer partícipes a los padres”.

El informe elaborado por Human Rights Watch y la ACLU de Illinois se basó en el análisis de datos relacionados con las experiencias de 192 jóvenes que recurrieron a la excepción judicial en Illinois en los últimos años, así como en entrevistas exhaustivas a 37 personas, incluidos abogados y proveedores de atención de la salud.

La mayoría de las personas jóvenes involucra a alguno de sus progenitores o a un adulto de confianza en la decisión sobre abortar, incluso cuando la ley no lo exige. A quienes no lo hacen, a menudo les preocupa que involucrar a un progenitor pueda exponerlas a daños y derive en maltrato físico o emocional, la pérdida de la vivienda o del sostén económico, o la continuidad forzada de un embarazo no deseado.

Obligar a las personas jóvenes en estas circunstancias a recurrir a un tribunal y obtener la autorización de un juez para realizarse un aborto sin notificar a un progenitor menoscaba su seguridad y dignidad y podría demorar su acceso a una atención urgente, explicó Human Rights Watch.

La investigación de Human Rights Watch y la ACLU demostró que la carga de la ley de Illinois recayó en forma desproporcionada sobre las personas negras, indígenas u otras personas jóvenes de color, que constituían la mayoría de las personas de menos de 18 años que tuvieron que pasar por la excepción judicial en los últimos años en el estado.

La votación en la Asamblea General de Illinois es especialmente importante si se tienen en cuenta las acciones sin precedentes que impulsaron este año otros estados de EE. UU. para restringir los derechos relacionados con el aborto. En septiembre, entró en vigor en Texas una restricción cruel y extrema sobre el aborto que prohíbe casi todos los supuestos de aborto una vez transcurridas cerca de seis semanas de embarazo. La Suprema Corte de Estados Unidos acordó iniciar la vista oral de la ley a partir del 1 de noviembre. Los legisladores antiaborto de Florida y otros estados ya avanzaron para presentar legislación de contenido similar.

La Suprema Corte también iniciará pronto la vista oral en la causa Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization, que se relaciona con una restricción al aborto en Misisipi que podría afectar sustancialmente los derechos al aborto en todo el país. Human Rights Watch, Amnistía Internacional y el Global Justice Center presentaron un memorial en calidad de “amigos del tribunal” en el cual sostuvieron que las obligaciones internacionales de Estados Unidos en materia de derechos humanos exigen que el país asegure el acceso al aborto.

El senador Elgie Sims, Jr. y la representante Anna Moeller de Illinois encabezaron el esfuerzo para que se derogue el requisito de notificación parental en Illinois.

“Las personas jóvenes tienen derecho a acceder a un aborto seguro, y los líderes de Illinois votaron a favor de proteger ese derecho”, señaló Wurth. “Para algunas personas jóvenes, las consecuencias de la legislación que requiere la participación de los progenitores, como la PNA, pueden ser catastróficas”.

A %d blogueros les gusta esto: