KF Tirana – Partizani, el partido del búnquer

KF Tirana – Partizani, el partido del búnquer

Redacción

Durante el último parón de selecciones, Albania se coló en el menú deportivo de medio mundo por culpa del lanzamiento de botellas que obligó a detener el encuentro entre su selección y Dinamarca. Podría parecer que el fútbol del otrora país más pobre de Europa solo alcanza cierto eco mediático cuando protagoniza desmanes en la grada.

Hace siete años fue un dron con una bandera de la gran Albania -concepto que incluye también a Kosovo- el que interrumpió un encuentro contra Serbia. A diferencia de los daneses, en aquella ocasión los jugadores serbios no ayudaron a enfriar los ánimos.

Sin embargo, el balompié lleva una década dando firmes pasos hacia delante como reflejo de la creciente modernización de Albania. Atrás quedaron los 41 años de dictadura inmovilista de Enver Hoxha. Tan inmovilista que cuando la propia Unión Soviética se alejó de la memoria de Josif Stalin, Hoxha catalogó al premier soviético Nikita Kruschev de “perro vagabundo”. Albania quedó, pues, doblemente aislada: del oeste, por su régimen comunista, y del este, por su obstinado estalinismo. Convertida en una especie de Corea del Norte del Mediterráneo, se encerró en sí misma por temor a ser invadida: Hoxha mandó construir unos 175.000 búnqueres en todo el país. Hasta la caída del Muro de Berlín en 1989, su fútbol padeció los rigores de una demografía escasa (apenas tres millones de habitantes), una economía en ruinas y la marginación internacional. Las visitas de los equipos extranjeros -como aquel doble enfrentamiento del Barça de Víctor, Schuster o Lineker con el Flamurtari en la Copa de la UEFA- constituían uno de los raros contactos de Albania con el resto del mundo.

Pero, tras una forzada adaptación al capitalismo, Albania ha levantado el vuelo. Su selección se clasificó para la Euro 2016, la primera gran cita de su historia. Esta temporada su flamante estadio nacional, el Arena Kombëtare, albergará la primera final de la Conference League, el torneo más modesto de la UEFA. Ese recinto de la capital, Tirana, acoge asimismo uno de los derbis más calientes de Europa: el primero que proponemos en esta guía de viajes futbolera que será Derby Days.

UNA CIUDAD DE DERBIS

A diferencia de otras ligas que visitaremos, la de Albania no está hoy concentrada en su capital. De hecho, el gran dominador de la Kategoria Superiore en la última década es el Skënderbeu, de la ciudad sureña de Korçë. Sus siete títulos y su presencia en la fase de grupos de la Europa League –primera de un club albanés– acabaron abruptamente cuando la UEFA lo condenó a 10 años marginado de las competiciones europeas por “haber amañado partidos como nadie antes en la historia de este deporte”. Según el organismo europeo, 53 de sus partidos entre 2010 y 2016 habrían estado acordados para generar beneficios en el mercado de apuestas internacional. El Skenderbeu sigue, sin embargo, jugando en la máxima categoria del fútbol albanés aunque sin la pujanza de hace un lustro. Ello ha permitido que los grandes de la capital reverdezcan laureles: si hace tres temporadas el Partizani levantaba su 16ª liga, un curso después era el KF Tirana quien alzaba su 25 º título. Ambos son los máximos campeones históricos, junto con los 18 entorchados del vecino Dinamo, que este curso ha regresado a la máxima categoría tras nueve temporadas en segunda.

Como proclaman sus nombres, Partizani y Dinamo son hijos del sistema comunista: de su ejército y de su polícia, respectivamente. No es difícil imaginar los beneficios que ello les supuso durante el régimen de Hoxha. El KF Tirana, por su parte, había sido fundado antes, en 1920, y fue obligado a cambiar su nombre para sobrevivir. Hoy es el único conjunto que nunca ha descendido, y tras recuperar su denominación original constituye el club de las capas conservadoras de la capital. El Partizani, por contra, suma adeptos en los barrios humildes y de sus gradas cuelgan fotos del Che Guevara. Ambos equipos suman miles de hinchas fuera de Tirana e incluso del país, entre la nutridísima diáspora albanesa por todo el planeta.

Eso sí, no sufráis por el calendario: la Kategoria Superiore es un campeonato de 10 clubes, y para llenar la temporada se disputan cuatro rondas. Así pues, cada año hay 24 derbis en Tirana, y ocho de ellos los protagonizan el KF Tirana y el Partizani. Como este próximo lunes, cuando el moderno Arena Kombëtare aloje un duelo con aroma a Guerra Fría en este rincón del Mediterráneo que se abre al mundo después de medio siglo en el búnquer. 

PRÓXIMO PARTIDO EN TIRANA

PARTIDO KF Tirana – Partizani
FECHALunes 25 de Octubre
ESTADIOArena Kombëtare (41°20’N 19°49’E)
POBLACIÓN557.000 habitantes
PAÍSAlbania
DISTANCIA/ESTADIOS1,2 km (Stërmasi-Arena Kombëtare)

CONSEJOS PARA VIAJAR A TIRANA

1 – VUELOS DIRECTOS

Wizzair conecta Barcelona con el principal aeropuerto albanés dos veces por semana. Situado a 11 kilómetros de la capital, el Aeropuerto Madre Teresa -en memoria de la monja y misionaria albanesa- también queda cerca de las playas de la costa adriática.

2 – BUNK’ART 2, HISTORIA BAJO TIERRA

Por culpa del dictador Enver Hoxha Albania fue uno de los pocos países que temió una invasión de cualquiera de los dos lados del Telón de Acero. Esa paranoia le llevó a construir unos 175.000 búnqueres. El más grande de ellos, en Tirana, alberga hoy un museo sobre el siglo XX albanés.

3 – LA ÚLTIMA COPA

El barrio de Blloku, durante décadas un coto cerrado donde residían los jerarcas comunistas, es hoy la zona más cool de Tirana. En la terraza de su hotel SkyTower puedes tomarte la última mientras disfrutas de las vistas.

Ver más en https://www.sport.es/es/noticias/sport-dossier-by-panenka/tirana-partizani-partido-bunquer-albania-12339921

A %d blogueros les gusta esto: