Documental se sumerge en las profundidades de Cousteau

Documental se sumerge en las profundidades de Cousteau

Cultura

y otro en la realidad más sobria de la contaminación del océano que Cousteau observó con creciente preocupación. En años posteriores, su popular serie sobre la naturaleza ganadora de un Emmy se volvió cada vez más sombría y siniestra.Al final de su vida, creo que se sintió como Cassandra gritándole a todo el mundo sobre esta inminente perdición, dice Garbus. Ciertamente él también sufrió comercialmente por eso. Ellos decían, ˜estos programas son una decepción™.Garbus, el prolífico realizador de dos documentales nominados al Oscar (What Happened Miss Simone? y The Farm: Angola, USA) y muchos otros, comenzó a desarrollar la película en 2015. Pero tomó años obtener la aprobación de acceso de la Cousteau Society y sus herederos.La segunda esposa de Cousteau, Francine Cousteau, y sus dos hijos, Pierre Yves y Dianne, son los productores ejecutivos de la película. (Cousteau también tuvo otros dos hijos: Jean-Michel y Philippe, que murieron en un accidente aéreo en 1979). Trabajar con la familia, dice Garbus, fue muy complicado.Becoming Cousteau podrá no ahondar en sus últimos años de lucha por su considerable imperio, incluido el parque temático en bancarrota Cousteau Oceanic Park cerca de París. Pero no rehúye las complejidades de la evolución de Cousteau de un exoficial naval que se zambulló en la Riviera francesa en el Mediterráneo a un explorador y artista de fama mundial, sinónimo del mar que cautivó la imaginación del público.No volví a leer ˜La Ilíada™, pero miré hacia atrás a algunas cosas sobre el viaje de Ulises, dice Garbus. En el momento final, él está en tierra y le dicen que siga caminando y que traiga el remo para encontrar personas que nunca han visto el mar y contarles sobre él. Y eso es lo que él hizo.El legado de Cousteau también incluye la cocreación del Aqua-lung, liberar el buceo submarino de aparatos torpes y dar a luz el uso del buceo. Para Garbus, también abrió el camino para generaciones de cineastas, desde el documental My Octopus Teacher (Mi maestro el pulpo), ganador del Oscar el año pasado, hasta el director James Cameron. Hace que Garbus se pregunte qué pensaría Cousteau del ecosistema actual de no ficción.¿Qué pensaría si estuviera vivo hoy con los servicios de streaming y toda la competencia de contenido documental? Me pregunto si revisaría esa declaración o estaría más orgulloso de ella, dice Garbus.Probablemente no le hubiera gustado sentarse para una extensa entrevista con gente como yo, agrega. Pero espero que hubiera sentido que su vida funciona. Este mensaje de conservación es honrado en la película y llega en un momento en que lo necesitamos desesperadamente.___Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP.

Fuente: 20 minutos

A %d blogueros les gusta esto: