Error estrepitoso de Hamilton

Error estrepitoso de Hamilton

Redacción

Y el campeón falló. El plan de Mercedes en un circuito favorable se cumplía, con Bottas al frente de la parrilla como lanzador y el inglés segundo, dispuesto a cazar la pole para la carrera de este domingo en el GP de Italia (15:00 horas, Dazn F1). Pero en el único momento decisivo del F1 Sprint, la salida, Lewis no fue Hamilton: arrancó peor que nadie, por el interior le pasó Norris y por el exterior, Verstappen y Ricciardo. Ni siquiera habían llegado a la frenada de la primera variante cuando el W12 había cedido ya las tres posiciones.

Valtteri encabezaba el pelotón, sí, y minutos más tarde (este esprint fue un visto y no visto) ganaba la carrera de clasificación, pero arrastra una penalización por haber cambiado el motor y saldrá último este domingo. El poleman por tanto es Verstappen, en un circuito en teoría desfavorable para su motor Honda, y además entre el Red Bull y Hamilton se han colado Ricciardo y Norris, dos McLaren correosos a los que es muy difícil adelantar en las rectas del Autódromo, porque aquí corren como si fueran un Mercedes.

Casi todo sucedió en la primera vuelta. Aparte de las escaramuzas en primera fila, Leclerc pasó a Sainz, que fue octavo. Gasly se tocó con Ricciardo, su alerón se descolgó progresivamente y en la tercera curva perdió el control del Alpha Tauri y acabó contra los muros. Coche de seguridad y el título de ‘principal damnificado’ del esprint para el francés, porque quedó último cuando tenía ritmo para mucho, mucho más. Casi todos en el pelotón ganaron una posición con el incidente.

La resalida tras el ‘safety car’, en la cuarta vuelta, fue limpia. Alonso se preparó un trabajado adelantamiento sobre Vettel, su víctima favorita en esta clase de pruebas, y consolidó el undécimo puesto. Gana dos con respecto al viernes. Lástima que no pudiera cazar al otro Aston Martin, Stroll, que había superado a Pérez al inicio y anduvo peleando con el mexicano durante los dieciocho pasos por meta de este show fugaz. Al final se impuso Checo, que recuperó la novena plaza. Delante aguantó Giovinazzi, crecido en casa con el Alfa Romeo.

Hamilton lo intentó con Norris cuando se habilitó el DRS en las enormes rectas de Monza, pero el MCL35M es incluso más rápido que Mercedes con el pie a fondo, porque tiene menor carga aerodinámica y es más eficiente al aire. El inglés llegó a pisar la grava. McLaren, como en 2020 con Sainz, puede subir al podio este fin de semana. Verstappen, entre tanto, ni siquiera tuvo que intentarlo: la sanción de Bottas le entregaba la primera posición de la parrilla igualmente, así que no había razón para arriesgar por el punto extra que recibe el ganador (tres, por los dos del segundo). Ricciardo, que suma uno, saldrá desde la primera fila en un circuito muy favorable. En este segundo esprint de la historia de la Fórmula 1 no hubo un claro triunfador, como Alonso en Silverstone, sino un perdedor evidente.

Ver más en https://as.com/motor/2021/09/11/formula_1/1631369206_675137.html#?ref=rss&format=simple&link=link

A %d blogueros les gusta esto: