Honda no quiere problemas

Redacción

“En Mónaco debemos batir a Mercedes, pero sabemos que será muy difícil”. Esta frase de Christian Horner en la rueda de prensa posterior al GP de España 2021 basándose en los veloces registros que Max Verstappen y Sergio Pérez lograron durante todo el fin de semana en el sector tres de Montmeló, de curvas lentas como Montecarlo, resume a la perfección las urgencias que tiene Red Bull y Verstappen de conseguir una victoria en el GP de Mónaco (23 de mayo) para romper la dinámica ganadora que Mercedes y Lewis Hamilton han enlazadado en las citas de Portimao y Barcelona.

Un apremio por reducir los 13 puntos que actualmente separan a Max de Lewis en el Mundial de Fórmula 1 2021 aprovechando la mayor influencia del chasis frente a la potencia del motor en las estrechas y reviradas calles del Principado que puede tener precisamente en la unidad de potencia Honda su principal enemigo en su desafío por mantener viva la esperanza de salir campeones a mediados de diciembre en Yas Marina (Abu Dhabi).

Honda ha recuperado este año el concepto que frustró a McLaren y Alonso en 2015

Toyoharu Tanabe no descarta en ‘AS-Web’ que la inesperada pérdida de la presión de combustible que provocó el abandono de Yuki Tsunoda a orillas del Besós haga que tengan que introducir en la próxima cita del calendario algunas contramedidas en los coches de Max Verstappen, Sergio Pérez y Pierre Gasly si verifican esta semana en la fábrica de Sakura que la máquina japonesa puede volver a sufrir en el futuro este problema de fiabilidad: “Tuvimos un problema con la presión del combustible. Investigaremos inmediatamente la causa de esto y, si es necesario, tomaremos medidas en todos los demás coches. El problema apareció de repente. El motor se quedó sin gasolina y, por lo tanto, el coche se detuvo. Si el motor se detiene así, los engranajes también se bloquean”.

Cabe recordar que esta temporada Honda ha estrenado un revolucionario motor basado en el concepto ‘size-zero’ que impulsó el McLaren MP4-30 gracias a un nuevo diseño de la culata y motor de combustión, entre otros muchos progresos, en su objetivo de transformar los gases generados por este elemento en energía a través de la MGU-H y recargar, de este modo, las baterías con mayor facilidad. Un boceto muy estrecho y hermético que favorece la aerodinámica del monoplaza gracias a una mayor estrechez de la parte trasera, que al igual que sucedió en 2015, aunque a muy diferente escala, puede llegar a tener en la fiabilidad su principal ‘talón de Áquiles’.

Ver más en https://as.com/motor/2021/05/16/formula_1/1621148954_624356.html#?ref=rss&format=simple&link=link

A %d blogueros les gusta esto: