Una mujer indígena reclamará a la Corte Suprema de Justicia que la dejen asumir una banca en la Cámara de Diputados de Chaco

Una mujer indígena reclamará a la Corte Suprema de Justicia que la dejen asumir una banca en la Cámara de Diputados de Chaco
Una mujer indígena reclamará a la Corte Suprema de Justicia

Una nueva demanda por cuestiones de género está por llegar a la Corte Suprema de Justicia. Se trata del planteo de una legisladora electa del Chaco que reclama que fue expresamente dejada de lado para asumir su banca, tras el fallecimiento de un colega, por ser mujer e indígena. Hace solo unos días, el máximo tribunal local rechazó el reclamo judicial para que se revirtiera esa decisión que tomaron sus propios compañeros de bancada.

Solo una jueza, en minoría, votó por otorgarle a ella el cargo. “No puede perderse de vista que la aplicación de estas acciones afirmativas que procuran un mecanismo reivindicador de la paridad de género en la participación política inclusiva adquiere mayor fuerza cuando hacen referencia a mujeres pertenecientes a los pueblos indígenas”, dijo.

Ahora, la legisladora electa prepara un recurso para que sea la Corte Suprema de Justicia de la Nación la que revoque esta decisión. De no tener chances, el caso podría escalar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, señalaron a Infobae sus asesores legales.

Lo que pasó “significa el triunfo de la rosca política sobre la paridad de género y políticas antidiscriminatorias”, afirma la protagonista de esta historia, Claudia González, una mujer QOM de Chaco que ya había sido legisladora en 2015.

González participó de las elecciones del año 2019 por el Frente “Chaco somos todos” –un interbloque de la UCR- y resultó electa primera suplente. En rigor, su partido logró colocar cinco diputados/as y ella, que ocupaba el sexto lugar en la lista, quedó oficializada en primer lugar en orden de reemplazos.

El abril del 2020 falleció de un infarto José Barbetti, diputado titular del mismo espacio. De inmediato se dio por descontado que asumiría su banca la radical González. Gustavo Corradi, segundo suplente, un hombre de Convergencia Social, también se presentó pidiendo ser el sucesor.

Se abrió un debate en la Cámara de Diputados y, aunque la provincia adhirió a la Ley Nacional de Paridad de Género, el cuerpo decidió que correspondía que debía ocupar la banca una persona del mismo sexo que el diputado saliente. Es decir: varón por varón.

Justamente Claudia González fue una de las autoras de la ley provincial de paridad de género (Ley 2923-Q) por la que Chaco adhiere a la norma nacional de paridad de género (Ley 27.412), la cual marca en uno de sus artículos que ante la necesidad de sustituir a un diputado/a deberá hacerlo alguien del mismo sexo. Sin embargo, para reclamar la banca, González hizo referencia a artículos de la Constitución Provincial y de la ley electoral (Ley 834-Q), ambas anteriores a la las nombradas leyes de paridad de género, que manifiestan que el reemplazo de un legislador lo hará quien lo siga en la lista. El propio Corradi usó estos argumentos para defender ser el sucesor de la banca, tras resaltar que las listas de cargos electivos para las elecciones provinciales se conformaron de manera alternada e igualitaria.

Exdiputada Claudia González
Justamente Claudia González fue una de las autoras de la ley provincial de paridad de género (Ley 2923-Q) por la que Chaco adhiere a la norma nacional de paridad de género (Ley 27.412)

La Cámara de Diputados de Chaco decidió en mayo pasado elegir a Corradi. Su pliego recibió 19 votos a favor mientras que el de González obtuvo sólo cuatro. La última integrante del cuerpo se abstuvo. Pero González entendió que la decisión de la legislatura desnaturalizaba el sentido de las leyes de paridad y fue a la Justicia.

El pasado 20 de abril, el Superior Tribunal de Justicia de Chaco rechazó la acción de inconstitucionalidad contra el criterio de la Cámara de Diputados y, por lo tanto, confirmó a Corradi en su banca.

La resolución de Diputados “no posee vicio alguno que la nulifique ni justifique su declaración de inconstitucionalidad” porque la interpretación de la Legislatura fue “conforme a la normativa vigente que regula razonablemente la incorporación de las y los miembros del Cuerpo Legislativo, que a su vez se condice con las directivas establecidas en la Constitución Nacional y los tratados internacionales que poseen su misma jerarquía”, dijeron los jueces de la Corte chaqueña Emilia María Valle, Alberto Mario Modi y Rolando Ignacio Toledo.

Sin embargo, no fue una decisión unánime. La jueza Iride Isabel María Grillo votó por acompañar el planteo de González, al sostener que “una acción de trato preferente en beneficio de la mujer jamás podría ser aplicada en contra de ella, como en efecto, ha sucedido en el caso de autos”.

En minoría la jueza sumó otro argumento: “a la justicia del caso en términos de equidad desde una perspectiva de género debe agregarse la pertenencia al pueblo qom de la accionante; lo que me impone como acción positiva inclinarme en este sentido, tendiendo en cuenta además la necesidad de dar respuesta efectiva también a la participación de las mujeres indígenas en el Poder Legislativo como expresión de la soberanía del pueblo”.

Según afirmó, “el reconocimiento normativo, constitucional y legal de los derechos de los pueblos indígenas argentinos requiere de su efectivización y operatividad para que no quede en letra muerta. Si nos detenemos en la composición actual de la Cámara de Diputados advertimos la representación de varones en un 54% (17), mujeres en un 46% (15) y solamente un 0.3% de pueblos indígenas, lo que denota una clara subrepresentación legislativa siendo que al día de hoy sólo cuentan con una representante”.

Con este y otros argumentos, los abogados de González preparan su recurso para llegar a la Corte Suprema de la Nación. “La sentencia del Superior Tribunal de Chaco desconoce la desigualdad estructural en la que se encuentran las mujeres, específicamente en el acceso a la representación política. Además, se propone una interpretación de Ley de Paridad de Género que contraviene manifiestamente la significación buscada y los procesos de lucha que la posibilitaron. Asignarle al orden de reemplazos un sentido que perjudica a las mujeres y, paradójicamente, motivarlo en una disposición jurídica diseñada para protegerlas es un grave error”, sostuvo ante Infobae el constitucionalista Franco Gatti, quien trabaja en el recurso ante la Corte, siguiendo el trabajo que hizo en Chaco el abogado Javier Alós.

A su criterio, “la paridad configura una acción positiva que, como lo ha establecido la Corte Suprema (”Juntos por el Cambio s/ Oficialización de candidaturas, 2019) sólo puede ser entendida como una medida orientada a equilibrar la situación de un grupo de la sociedad históricamente postergado en materia de participación política”. En ese marco, la demanda planteará ante el máximo tribunal que “la decisión del STJ violenta el valor de la voluntad popular expresada en las elecciones del año 2019, lesionando los derechos políticos de la perjudicada y desconoce el principio de igualdad desde la perspectiva de la no subordinación de los grupos desaventajados, como son las mujeres”.

SEGUIR LEYENDO:

Paridad de género: la Justicia determinó que una diputada que dejó su banca debe ser reemplazada por otra mujer

La nota Una mujer indígena reclamará a la Corte Suprema de Justicia que la dejen asumir una banca en la Cámara de Diputados de Chaco salió publicada en Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: