Un canguro de 17.500 años es la pintura rupestre más antigua en Australia

Un canguro de 17.500 años es la pintura rupestre más antigua en Australia

La importancia del canguro en la historia de Australia ha sido tal que la pintura rupestre más antigua recreó a uno de ellos. La antigüedad de esta obra es de 17.100 a 17.500 años: no existe alguna de mayor edad, a decir de la comunidad científica.

El canguro mide dos metros de largo y fue dibujado en el techo de una cueva en la región de Kimberley, en Australia Occidental. La zona pertenece al clan Unghango, en Balanggarra.

Damien Finch, autor del estudio, apunta que es la más antigua en Australia.

Para determinar la edad estimada se utilizó datación por radiocarbono de nidos de avispa hechos de barro. Estos se encontraban debajo y arriba de 16 pinturas similares en la zona.

“Es un hallazgo significativo. A través de estas estimaciones podemos entender algo del mundo en el que vivían estos antiguos artistas”, señaló Finch.

La investigación fue publicada en la revista especializada Nature Human Behaviour.

 

El vínculo del canguro de Kimberley con animales de otras zonas

Con Finch también trabajó Sven Ouzman, de la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad de Australia Occidental.

“Esta icónica imagen canguro es visualmente similar a las pinturas rupestres de islas en el sudeste asiático. Son datadas hace más de 40 mil años. Sugiere un vínculo cultural e insinúa arte rupestre aún más antiguo en Australia”, dijo.

¿A qué se refiere Ouzman? Hace poco se halló en las islas Célebes, en Indonesia, la que es considerada como la pintura rupestre más antigua del mundo.

Era un babirusa, una especie de cerdo oriundo de las islas.

El artículo Un canguro de 17.500 años es la pintura rupestre más antigua en Australia salió publicado primero en fayerwayer

A %d blogueros les gusta esto: