La cruda realidad de Ferrari

La cruda realidad de Ferrari

Redacción

“Lo importante es que las mejores que introducimos van en la dirección correcta, especialmente mirando hacia 2021”. Este fue el primer análisis que realizó Mattia Binotto del GP de Efiel 2020, una prueba donde a pesar de que Charles Leclerc volvió a salvar los muebles del Cavallino Rampante gracias a su séptima posición, el SF1000 constató que los técnicos de Maranello, además de mejorar la unidad de potencia, deben realizar progresos en la gestión de los neumáticos.

Leclerc sufrió durante toda la cita de Nurburgring graves problemas para alcanzar la ventana de temperatura de las gomas, contratiempo que obligó al joven monesgasco a reducir sensiblemente su velocidad e incluso cambiar la estrategia que inicialmente había diseñado el departamento liderado por Iñaki Rueda.

A tal punto llegaron estos incovenientes que el monoplaza número 16 fue, de media, dos segundos y medio más lento que el Mercedes de Lewis Hamilton en las 44 vueltas que completaron ambos pilotos al trazado ubicado en el estado de Renania-Palatinado antes de que apareciese el Safety Car para retirar el averiado McLaren de Lando Norris. Una desventaja que en el caso de Sebastian Vettel aumentó hasta casi los tres segundos.

A pesar de este déficit y que desde hace algún tiempo al norte de Italia han fiado todo al cambio reglamentario de 2022, Binotto confirmó en Alemania que Leclerc y Vettel seguirán probando piezas nuevas en Portimao. Todo para intentar arreglar la próxima temporada el desastre de 2020, una edición donde Carlos Sainz ya sabe que conducirá un coche que, además de un nuevo propulsor, tendrá importantes modificaciones en su parte trasera.

“Se permitirá gastar lo que llamamos dos tokens para modificaciones de chasis. Es decir, intervenir en dos zonas críticas del coche para mejorarlo. Tal vez quiera colocar los radiadores de manera diferente, cambiar la distancia entre ejes y repartir los pesos o podría gastar un token de desarrollo en los frenos para renovarlos y otro token en el morro para hacerlo de manera diferente. Justo ahora estamos decidiendo dónde intervenir para mejorar el proyecto actual. Buscamos rediseñar la parte trasera del coche. Vamos a rediseñar esa área porque creemos que es una zona prometedora para aumentar el margen de rendimiento”, ha corroborado Simone Resta, responsable del diseño del chasis, en ‘Autosprint’.

Ver más en https://as.com/motor/2020/10/16/formula_1/1602826051_876186.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: