Vienen cambios en la Fórmula 1

Vienen cambios en la Fórmula 1

Redacción

La Fórmula 1 anunció el pasado lunes que su director comercial, Sean Bratches, abandonará el cargo a final de mes para permanecer como consultor, pero desde Estados Unidos. Se trata de uno de los hombres fuertes de Liberty desde que adquirieron los derechos del campeonato y también el principal responsable de negociar los contratos de los grandes premios, lo que incluye explorar nuevas localizaciones como Vietnam y Zandvoort, que llegan en 2020; o Miami, que entrará en 2021, y también un gran impulsor del negocio digital en el Gran Circo, de hecho fue productor de la exitosa serie de Netflix sobre el campeonato.

Liberty compró la F1 en septiembre de 2016 y a partir de enero, cuando se concretó la operación acometió numerosas reformas relativas al funcionamiento de los diferentes departamentos. Quienes conocen bien el paddock y estuvieron cerca de Ecclestone admiten que donde antes había un equipo de no más de 20 personas en una pequeña oficina Londinense, ahora se despliegan cientos de empleados. El cambio más ambicioso está fijado para 2021, con un nuevo reglamento deportivo que pretende eliminar las diferencias entre escuderías con un techo presupuestario de 170 millones de dólares. Además, se amplía a 25 el máximo de carreras por temporada, algo que, tarde o temprano, se alcanzará.

La de 2020 será la cuarta temporada del Mundial bajo el paraguas del propietario norteamericano, y ya desde los últimos meses se especula con cambios en la dirección. Se ha señalado a Toto Wolff, director de competición de Mercedes, como uno de los candidatos para situarse al frente de la Fórmula 1, si bien algunos sectores entienden que no es adecuado por su evidente vínculo con uno de los competidores, algo que subrayó el propio Lewis Hamilton. Chase Carey ha ocupado el puesto de CEO desde que Ecclestone vendió su producto, pero su continuidad no se plantea como un asunto de medio o largo plazo. “Tengo una edad y hago todos mis planes pensando en el corto plazo”, dijo él en Abu Dhabi.

Aún es temprano para juzgar la gestión y las decisiones de Liberty al frente de la Fórmula 1, un buque de dimensiones mastodónticas que apenas ha podido cambiar de rumbo en tres temporadas. Su proyecto estrella empieza en 2021 y deberá desarrollarse a partir de entonces, cuando las diferencias entre escuderías comiencen a desaparecer. Y mientras, el ‘Gran Circo’ se debe desplegar a lo largo del globo combinando sedes tradicionales con escenarios exóticos y rentables que expandan los límites del campeonato. La F1 mira hacia adelante… aunque este año celebrará su 70º aniversario con un logo especial. 

Ver más en https://as.com/motor/2020/01/20/formula_1/1579548467_591176.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: