Coche por coche: así llegan las escuderías al GP de Bahréin

Coche por coche: así llegan las escuderías al GP de Bahréin

Redacción

bb

Bahréin recibe a la Fórmula 1, segunda carrera de la temporada tras un inicio en Australia algo impactante. Nadie esperaba tanta superioridad de Mercedes igual que nadie la espera en Sakhir este fin de semana, aunque pueda volver a repetirse.

Mercedes: rebajan las expectativas

En Brackley no se creen que Ferrari esté tan atrás teniendo en cuenta su impresionante pretemporada. Piensan que fue culpa de una mala configuración y siguen viéndose como “aspirantes”, en palabras de Toto Wolff. Aunque su doblete da mucha confianza para empezar la pretemporada, Bottas está mejor que nunca y eso también exigirá a Hamilton.

Ferrari: más vale tarde que nunca

Si empiezan la temporada con una carrera de retraso, lo de Australia será un mal recuerdo para Ferrari, pero tienen que llegar ya. Su SF90 amenaza con ser un buen coche, quizá el mejor de los que han tenido en los últimos años (y en 2018 lucharon por el Mundial hasta septiembre), pero el equipo tiene que hacerlo funcionar. Vettel y Leclerc amenazaban con un duelo ferrarista de época que pierde interés si están lejos del podio.

Red Bull: Australia tuvo pros y contras

Verstappen subió al podio en Albert Park y Honda por fin abrió una botella de champán, pero conviene tener en cuenta que el Red Bull terminó a más de 20 segundos del vencedor y se aprovechó de una crisis de Ferrari, que si vuelve a su sitio les puede alejar seriamente del ‘cajón’. El equipo energético está ahora más lejos de la cabeza que con Renault, y su chasis ha dado problemas, todavía no es ideal. Gasly tiene que dar un paso adelante después de un inicio decepcionante, sin puntos, tras una pretemporada algo errática.

Renault: con margen de mejora

Después de una pretemporada incomprensible, el Renault pareció en Australia por momentos el quinto coche de la parrilla, tras Haas, sobre todo con el progreso en clasificación y los puntos cómodos de Hulkenberg. Ricciardo empezó con abandono su aventura, así que a partir de ahora sólo puede ir a mejor. El RS19 no es un mal coche y el apoyo de la fábrica para evolucionarlo durante la temporada puede acercarles al top-5.

Haas: ganar en la pista, perder en el garaje

El VF19 de Haas es, con diferencia, el mejor monoplaza de la clase media a estas alturas de la temporada. Da fe de ello el quinto de Magnussen en Australia, pero el desastre en el ‘pit stop’ de Grosjean para volver a dejarle una rueda suelta, un año después, pone de manifiesto que el equipo tiene aún mucho que aprender en términos de operaciones de carrera para estar a la altura de lo que ya tienen en la pista.

McLaren: los puntos son obligatorios

El MCL34 es desconcertante por momentos, aunque la base del coche es buena cuando les permite llegar a la Q3 con cierto margen. Ahora hay que traducir esos destellos en puntos, porque son el único equipo junto a Williams que aún no ha sumado en una zona media extremadamente igualada. La fiabilidad es el principal problema, lo vivió Carlos Sainz en su estreno con Woking. Y Lando Norris necesita coger experiencia.

Racing Point: en medio de la batalla

En Australia dieron un paso adelante con piezas nuevas que llevaron a Pérez a la Q3 y a Stroll a los puntos, en parte gracias a una buena estrategia. Pero las diferencias con el resto de equipos que luchan por entrar en los puntos son mínimas todavía y dependen de una buena vuelta o una decisión correcta del muro a la hora de entrar al box. Aun así, su coche ya no es penúltimo por defecto, como parecía en Barcelona.

Alfa Romeo: coche para estar delante

El Sauber C38 debe estar cerca de Haas conforme avance la temporada, y probablemente superar a los norteamericanos, porque la vinculación de los suizos con Ferrari tendrá sus frutos. Raikkonen ya ha llevado el coche a los puntos y si clasifica bien, en Bahréin debería volver a hacerlo. Giovinazzi tuvo una carrera difícil en Australia, aunque el tren que formó con neumáticos gastados benefició a Kimi.

Toro Rosso: una de las revelaciones hasta ahora

Kvyat terminó sin grandes dificultades por delante de Gasly en Australia, eso confirma el paso adelante del equipo de Faenza, cuyo monoplaza se parece cada día más a Red Bull. De hecho, que ellos hayan progresado tanto y el primer equipo no revela que el motor Honda no debe ser la causa de los problemas de chasis en Milton Keynes. El ruso ha vuelto con ganas y Alex Albon, al menos hasta ahora, no desentona en la parrilla de F1.

Williams: a un mundo del resto

La parte positiva, visto lo visto en pretemporada, es que el Williams se clasifica para las carreras e incluso las termina. Pero están a un mundo, a varios segundos del coche que les precede y también a varios segundos entre ellos, porque Russell tiene demasiada ventaja sobre el añorado Kubica. Un panorama negro sobre Grove que ya ha salpicado a Paddy Lowe, ausente en Australia y cuyo futuro en el proyecto se desconoce por ahora.

Ver más en https://as.com/motor/2019/03/27/formula_1/1553680258_634992.html#?ref=rss&format=simple&link=link